Son más de 1.000 las personas que quedaron dentro del cerco en Concepción

El intendente admite que la ayuda se dificulta porque se trata del barrio más populoso de la ciudad.

10 Ago 2020
1

CERCADO. El Barrio Municipal de Concepción, con medidas de prevención. FOTO LA GACETA / OSVALDO RIPOLL

El intendente de Concepción, Roberto Sánchez, admitió que pese a la ayuda que está recibiendo de la provincia, la asistencia a las familias aisladas en el barrio Municipal es complicada. Sucede que el complejo habitacional, ubicado al este de la vieja traza de la 38, tiene un alto promedio de habitantes por casa: entre siete a ocho. Así el total a asistir, del sector vallado a fin de frenar el avance del Covid-19, superan las 1.000 personas de un total de150 familias. 

Según precisó el jefe municipal, tan solo la familia con tres casos positivos suman 13 integrantes. “Hay casas hasta con tres núcleos familiares”, advirtió. El Municipal es el más populoso de la ciudad. El Comité de Emergencia de la Provincia (COE) resolvió el sábado vallar ocho manzanas con sus frentes respectivos por el lapso de 14 días. 

“A todos se los asiste con carne, verduras y pan. Desde la provincia hemos recibido un envío de azúcar, arroz  y harina que serán entregados en módulos que estamos armando”, precisó Sánchez. “La tarea no es fácil, pero la estamos ejecutando de la mejor manera posible. Hay que tener en cuenta que también hay que asistir a unos 30 policías desplegados en la zona”, apuntó. 

Concepción hasta ahora suma 29 casos de covid-19, de los cuales cinco corresponden al Municipal. Todos están aislados en Aguilares. En las últimas horas el COE resolvió que la escuela Juan José Comaschi, del barrio Balbín, sea adecuada como lugar de tratamiento de casos leves y asintomáticos de coronavirus. Así será ante un eventual desborde de la Casa de Caná, que tiene capacidad para 80 internados. La medida generó el malestar de algunos padres de alumnos de la zona que, ayer salieron a protestar.

Comentarios