Alerta máxima en Concepción, en Villa Quinteros los vecinos “están espantados”

La “Perla del Sur” ya suma 19 contagios y se espera que haya más. Los operativos continuarán hoy para contener los focos.

06 Ago 2020 Por Rodolfo Casen

El barrio Municipal de Concepción y la localidad de Villa Quinteros fueron ayer escenarios de un intenso operativo desplegado para practicar testeos rápidos con el fin de detectar posibles casos de covid-19. Las tareas, acompañadas de desinfección de calles y viviendas, continuarán hoy con equipos epidemiológicos del Siprosa y operarios de las respectivas jurisdicciones.

Hasta anoche, en La Perla del Sur sumaban 19 los casos confirmados de coronavirus. En tanto, ya son más de 100 los hisopados que se practicaron a contactos directos y contactos de contactos de los primeros infectados.

El número de positivos podría aumentar a medida que se conozcan los nuevos resultados. Tras ser reclasificado de Concepción a Villa Quinteros, esa localidad contó su primer contagio (es un hombre que tuvo contacto directo con una infectada). El informe vespertino que emitió ayer el Ministerio de Salud comunicó que se sumaban seis más en ese pueblo.


Visita sanitaria oficial

La ministra de Salud, Rossana Chahla, visitó Concepción ayer a la mañana y mantuvo una reunión con el intendente, Roberto Sánchez (UCR). Durante el encuentro, evaluaron las medidas adoptadas hasta ahora y las que se prevén con el fin de bloquear el avance de la nueva enfermedad. La funcionaria reconoció que, aunque por ahora está descartada la circulación comunitaria del coronavirus, la posibilidad de que se llegue a esa forma de contagio “es una amenaza permanente”.

REUNIÓN. Chahla aseguró que se estableció el origen del primer contagio. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

Aseguró, en declaraciones a la prensa, que en el brote de la “Perla del Sur” ya se obtuvo el nexo de contagio de la “paciente cero”: sería una persona que llegó de visita desde Buenos Aires en julio.

En otro aparte, Chahla elogió las medidas de prevención que está instrumentando la gestión de Sánchez. “Vi bastante acatamiento de las decisiones implementadas por la intendencia. Tenemos que seguir trabajando para convencer a la gente de que el uso del tapaboca, el distanciamiento y el lavado de manos son las prevenciones más efectivas que tenemos hasta que aparezca la vacuna”, exhortó la ministra.


Puerto seco y controles

Sánchez destacó el “trabajo estrecho” que está manteniendo con la Provincia en el afán de contener el brote de covid-19 en la ciudad. “Estamos en permanente contacto con el hospital y al mismo tiempo brindamos asistencia permanente a la Casa de Caná, que es uno de los mejores lugares de aislamiento de casos sospechosos de coronavirus de la provincia”, sostuvo.

A su vez, destacó que el “Puerto seco” habilitado hace pocas semanas para controlar los accesos registra por día el ingreso de unos 200 camiones. A los vehículos se los desinfecta y a los choferes se les practica un testeo rápido. El jefe municipal dijo que, ante la aproximación de la cosecha de papa, urge definir un plan de labor dado que la actividad moviliza por jornada unos 80 camiones. “Hay que ir planificando para evitar un descontrol”, previó.

OPERARIOS. El personal realiza una búsqueda activa de febriles en el sur. LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL

En Villa Quinteros, el comisionado comunal, Gustavo Marcial, anunció que continuarán las labores implementadas junto al Siprosa para realizar testeos rápidos y desinfectar las calles. “Frente a esta situación, es vital que los vecinos acaten las medidas de prevención. De lo contrario, de nada servirá los trabajos que realizamos para frenar el avance del virus” advirtió el funcionario.

Carlos Pacheco, vecino de Villa Quinteros, dijo que el primer caso de coronavirus generó pánico en el pueblo. “Aquí prácticamente nadie respetaba el protocolo de prevención. Ahora la gente lo hace porque finalmente se convenció de que el virus estaba al acecho y llegó a quebrar la tranquilidad”, comentó preocupado.


Temor y bronca

En el barrio Municipal de Concepción, los agentes sanitarios abocados a los testeos rápidos, y los operarios municipales a la desinfección, debieron soportar la reacción nerviosa de un grupo de vecinos. Algunos -a gritos- reprocharon que el despliegue llegó con bastante demora.

“Nosotros hace días ya teníamos conocimiento de que el virus estaba aquí. La gente infectada anduvo moviéndose de un lado a otro. Recién ahora ustedes vienen a desinfectar”, se quejó María Juárez. En el Municipal, los vecinos de la familia del hombre que dio positivo en covid-19 está contagiada. “Ahora que vinieron, al testeo lo debieran hacer a todos los pobladores y no a ocupantes de casas de por medio”, planteó Jorge Díaz. “Todos aquí estamos espantados. Nunca imaginamos que ese virus podía llegar aquí. Ahora no nos queda otra que cuidarnos y rezar para que esto pase rápido”, remató.

Comentarios