“Cuentos feroces” reversiona a los clásicos

Por YouTube y Spotify se pueden escuchar “Caperuzota”, “Blanquita Nieves” y “Cenigenia”.

02 Ago 2020
1

NUEVAS MIRADAS. “Cuentos feroces” cambia los paradigmas clásicos.

La posibilidad de reversionar cuentos para infancias, adaptados a los nuevos tiempos, es lo que se propone “Cuentos feroces”, la idea que ya ofrece cuatro títulos que como podcasts o a través de las plataformas YouTube y Spotify y que cuenta con unas 20.000 escuchas.

El proyecto, que aspira a sumar producciones cada 15 días, surgió por idea de Rodrigo Menéndez (abogado, escritor aficionado y papá de dos nenas), quien convidó a la locutora, actriz y madre Shumi Gauto y juntos se unieron a Joaquín Bachrach, quien opera como productor y motor del proyecto.

Hasta ahora están disponibles “Caperuzota”, “Cenigenia”, “Chica Sirena” y “Blanquita Nieves”, y en cada uno se sumó a artistas o influencers aportando sus voces.

En “Cenigenia”, Mariano Chiesa es el hada madrina; Agustín Sullivan es el protagonista de “Chica Sirena”, en el que también participa el divulgador científico Estanislao Bachrach, y Romina Polnoroff es la villana en “Blanquita Nieves”.

“La idea es que muchos puedan identificarse en los distintos personajes, pero en los clásicos es muy difícil. La percepción actual de las cosas que antes pasaban inadvertidas nos empuja y obliga a revisar cierto consumo automático o inconsciente. Es como si hubiésemos heredado esos relatos y jamás se nos hubiese ocurrido cuestionar algo de lo que ahí se narra. Ahora es inevitable, y eso es gracias al enorme cambio que se está dando a nivel global”, destaca Gauto.

La intérprete asevera que “la pasividad de los roles femeninos en esos cuentos ya hace ruido”. “La falta de herramientas para darse cuenta de las situaciones abusivas o riesgosas que vivían los personajes de entonces es impactante: princesas encerradas, esclavizadas, malditas, hechizadas, envenenadas... siempre a la espera de alguien que las rescate, con un único modelo de amor, siempre heterosexual, y un único modelo de familia, de padres exigentes y valorización de la nobleza”, remarca.

En el mismo sentido, reivindica a María Elena Walsh: “es una referencia inevitable, y la muestra de que los niños pueden consumir literatura de calidad desde pequeños”. “Las propuestas disruptivas en general nos atraen, junto a las que hacen un aporte a la educación y reeducación de los niños y niñas, las que deconstruyen y motivan a volver a construir sobre una base de igualdad, respeto y amabilidad. A nivel teatral y musical nos encanta lo que hacen Dúo Karma, Canticuénticos, Vuelta Canela, los brasileños de Palavra Cantada, Los Raviolis, Anda Calabaza. Vemos en ellos artistas talentosos que han decidido generar arte para los niños. Ese gesto en sí nos resulta inspirador”, afirma.

Gauto admite que la recepción a su propuesta los sorprendió. “Jamás imaginamos que iba a tener tanta aceptación”, concluye.

Temas

Tucumán
Comentarios