Algunos proyectos que dejan huella - LA GACETA Tucumán

Algunos proyectos que dejan huella

01 Ago 2020
2

VIDA DESPUÉS DEL DOLOR. Paula Pareto en el merendero Los Pepitos, cuando todavía el proyecto de su amigo Braian. La Peque aceptó seguir con los que tenía el malogrado Braian Toledo.

Una de las historias involucra a tres de las deportistas más reconocidas del país: Pilar Geijo, nadadora de aguas abiertas; Yésica Bopp, boxeadora con títulos del mundo en su palmarés y Paula Pareto, yudoca campeona olímpica. Omnipresente, asoma el malogrado Braian Toledo, lanzador de jabalina fallecido en febrero en un accidente vial con su moto. Julián Mozzo, encargado de prensa de la empresa Huella Saint Gobain, fue quien acercó esta historia, que hace centro en el conurbano de Buenos Aires.

“Me hace sentir orgullosa pertenecer a un proyecto que sigue ayudando en los peores momentos, y durante esta pandemia mantiene su compromiso con los que más necesitan. Esta es la verdadera forma de cambiar realidades. Además de multiplicar las buenas acciones, se les dan herramientas a las personas, en días en que la solidaridad es clave” sostuvo Geijo sobre su rol en esta iniciativa con espíritu solidario. La pentacampeona mundial de aguas abiertas (2010, 2011, 2014, 2015 y 2019), junto con Bopp y Pareto, participan desde hace años: ellas mismas eligen un lugar que necesita mejorar su infraestructura y la empresa en cuestión lo hace realidad. Ello ocurre desde hace 10 años. Además, se capacita a los beneficiarios, para que puedan conservar lo hecho y mantenerlo de manera adecuada.

“Realmente me sorprendió gratamente que pudiéramos seguir haciéndolo. No por la dedicación y organización del equipo, que sabemos que las tiene, sino por las limitaciones de todo tipo que existieron estos meses”. Bopp tiene en claro las complicaciones que plantea la pandemia. Pero, pese a ello, ella misma da el ejemplo y se supera: terminó con sus proyectos y luego se comprometió con los de Toledo: un merendero en Merlo y una sociedad de fomento en Florencio Varela. “Era el momento de mantener prendida la llama de la solidaridad, de preocuparse por el otro, y pudimos seguir haciéndolo, con ayuda de todos. Cuando vi las obras avanzadas en mi proyecto me explotó el corazón”, aseguró la “Tuti”. Bopp, trabajadora social recibida, agregó: “que de esta forma se construyan espacios es muy importante. Le suma dignidad a la zona y los convierte en verdaderos faros de luz para la comunidad. Así se crece en todos los frentes: espiritualidad, educación, trabajo y deporte”, dijo quien, en lo deportivo, ya tiene la vista puesta en 2021, en los preolímpicos de boxeo que pueden darle un pasaje a los Juegos Olímpicos de Tokio.

ELLAS. Geijo y Bopp, en visita a la sociedad de fomento de Florencio Varela antes que se desatara la pandemia.

La boxeadora, junto con la nadadora, visitó antes de la cuarentena un complejo con colegio y polideportivo que rodea a la parroquia San José en Lomas de Zamora. Ese sitio, ante el avance de la pandemia, se transformó en refugio de aislamiento para enfermos leves de covid-19.

Pareto está en Santa Teresita, donde permanecerá hasta el 13 de agosto haciendo pretemporada con parte del seleccionado de yudo. Dueña de medallas olímpicas, panamericanas y mundiales, cuenta con dos proyectos en Buenos Aires, que no puede visitar todavía debido a la limitación de circulación vigente. Pero no sólo tiene eso en mente: también se incorporó al que tenía Toledo en Merlo. “Era un amigo y un puntal del proyecto, por su enorme compromiso. Por eso, cuando me sugirieron ayudar y hacerme cargo de los proyectos sociales que él tenía, no dudé”, explicó.



Respuesta social en todo el país

Recaudar fondos para el Plan de Acción covid-19 de la Cruz Roja Argentina es la propuesta que reunió a otro grupo de deportistas y artistas.

En el primero de los grupos se anotan el extenista y actual piloto de rally, David Nalbandian; los ex tenistas Juan Mónaco y Mariano Zabaleta y el jugador de River, Bruno Zuculini. En el segundo, hay figuras como Javier Calamaro, Maru Botana y la banda Attaque 77.

La idea es recaudar fondos para brindar respuesta social y sanitaria en distintos puntos del país. Se hará a través de remates, en los que la gente puede donar y ganarse la posibilidad de vivir experiencia fuera de lo común con los “padrinos “ de la idea. Esto se logra a través de una aplicación, llamada Remates Mágicos. Se hará un remate, y los primeros nueve oferentes, acceden a una experiencia grupal. Habrá dos ganadores más por sorteo. Aquellos que donen montos fijos tendrán más chances. En total, cada remate tendrá 11 ganadores. Tendrán distintos “premios”: compartir un día en una finca o en la cada de cada protagonista, subirse a un auto de carrera, participar de clínicas o hasta incluso viajar a ver un torneo de tenis.

Comentarios