Cartas de lectores

29 Jul 2020 Por LA GACETA
1

Rene Favaloro

- Favaloro: gloria reflejada

Corría el año 1980 y quienes lo conocieron de cerca cuentan que, a punto de abordar el avión que lo iba a trasladar a Estados Unidos para recibir uno de los tantos premios que se le otorgaron por su innovadora técnica del bypass aortocoronario, René llamó por teléfono desde el aeropuerto al sanatorio (ya que no existía el celular entonces) para interiorizarse del paciente operado ese día. El cirujano a cargo le informó que había sangrado por los drenajes pero que, re operado, se había solucionado el problema de un pequeño vaso rama de la arteria mamaria: el enfermo se llamaba Juan Manuel Fangio y el excelente equipo quirúrgico en que confiaba el doctor Favaloro salvó la complicación eficazmente. A Fangio se le habían hecho cinco puentes: “uno por cada campeonato ganado”, en el decir de su equipo quirúrgico, entrenado bajo su magnífica tutela. Pocas semanas después, y en agradecimiento, un flamante Mercedes Benz 300 de regalo llegó para él de parte del afamado automovilista y él decidió no aceptarlo, expresando que no iba andar en un Mercedes, “mientras no hubiera una mamadera para cada chico en la Argentina”. Su preocupación social lo pintaba de cuerpo entero: médico ejemplar, de corazón humilde y desinteresado a la vez. En el aniversario de su trágica decisión de aquel 29 de julio de 2000, evoquemos con esta anécdota al doctor Favaloro, que revolucionó con el bypass la cirugía cardíaca de la Argentina para el mundo y que merece hoy, más que nunca, nuestro cariñoso y agradecido homenaje.

Juan L. Marcotullio

Ituzaingó 1.252 - Yerba Buena

Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios