Bikers en el cerro Bikers en el cerro

- Sentido común en la pandemia

Tucumán es mountain bike habiendo logrado una marca registrada como el mítico Trasmontaña, gracias al empeño y dedicación de empresarios y sobre todo de los ciclistas que diariamente recorremos cada rincón de nuestra provincia en busca de esparcimiento y salud. Sin embargo, durante la cuarentena, cerraron históricos circuitos en predios de Horco Molle y muchos otros, a lo que se agregó el mal nuestro de cada día: la inseguridad. Los ataques y robos a ciclistas no respetaron lugares, ni cuarentena, ni edades ni circuitos. Peor que una plaga, los tucumanos sufrimos la peor crisis de inseguridad, incrementada por decisiones irracionales de los que deben ocuparse del tema. Para controlar los robos no se les ocurrió mejor idea que cerrar todos los circuitos y dejar sólo el arroyo Anta yacu o la avenida Perón, para que miles de ciclistas circulen manteniendo distancia, con alcohol en gel y barbijo (contraindicado para hacer deporte), confinándolos en un minúsculo espacio, donde es imposible cumplir esas normas. Sólo quedan algunas arterias por donde practicar MTB, suena ridículo. Los que circulan fuera de esos lugares son detenidos con secuestro de sus bicis, mientras los delincuentes siguen operando con total impunidad. En el feriado turístico no se puede hacer turismo ni pedalear, porque está prohibido ingresar a las villas turísticas, donde los caciques locales con criterio infantil creen que los turistas llevarán la plaga a “sus territorios”, en una provincia donde según el mismo gobierno asegura, no hay circulación del virus. Pero lo curioso es que los pobladores de las villas vienen libremente a nuestras ciudades, tal vez protegidos por alguna vacuna milagrosa que no conoce la ciencia. A los miles de comercios fundidos, se suma también la flamante prohibición por otros dos meses, de circular a provincias vecinas, donde tampoco se puede pasar a trabajar. Después de cuatro meses de reclusión, con la economía destruida, y sin ningún pronóstico a la vista, los ciudadanos nos sentimos atacados en nuestras libertades, consagradas en la Constitución y las leyes, a manos de funcionarios ineptos, que no sufren ningún perjuicio económico, sino por el contrario suman ventajas de una situación que está fuera de toda razón por donde se la mire.

Pablo Cotella


- Cacerolazo

Qué pena que la fiesta patria del 9 de Julio se viera empañada por las manifestaciones de odio y frustración de unos cuantos (pocos pero muy ruidosos) que salieron a golpear las cacerolas y a tocar bocinas por todo el país. Lo grave es que marcharon en medio de una situación sanitaria muy dramática y  transgrediendo los dictados de la cuarentena y el decreto ley que rige en la ciudad de Buenos Aires por ejemplo. También marcharon unos cuantos en Tucumán, la mayoría lo hizo usando barbijos pero sin respetar el distanciamiento necesario, así que ahora solo nos queda rezar para que no se haya metido el virus entre ellos porque eso podría complicar la situación en nuestra provincia y nos afectará a todos. Claramente esto fue una muestra de absoluta irresponsabilidad e indolencia de parte de los que marcharon pero, según las expresiones a las que accedí de parte de algunos de los manifestantes, el odio con el que cargaban era más fuerte que el temor a enfermarse y eso los encegueció. Según lo escuchado de parte de los caceroleros tanto en Tucumán como en otros lugares del país, quedó claro que el principal motivo por el que se quejan es porque no terminaron de digerir, y nunca lo harán, que Cristina Fernández de Kirchner haya “vuelto al ruedo” y por una puerta bien grande, esa es la única realidad, todas las demás son excusas. No soportan que Cristina sea la vicepresidenta de la Nación, que haya elegido al presidente que ella quiso, y que a pesar de los esfuerzos falaces de muchos comunicadores, nunca dejó de tener el apoyo de alrededor de un 35% de los argentinos que la siguen, la admiran y algunos hasta la aman. No pudieron contra ella ni siquiera los grandes medios y corporaciones. De nada les sirvió tanto empeño a algunos. Por esto marchan, por esto son capaces de exponer su salud y hasta sus vidas, son realmente dignos de pena aunque esta vez también son repudiables porque no respetaron la cuarentena y nos ponen ahora en riesgo a todos. Espero que después se hagan cargo de esto, han sido muy irresponsables.

Oscar Alberto Beltrán  


- La tragedia de Érica

Tu almita ya está en los cielos, tus sufrimientos quedaron en la tierra. Los corazones se estremecen de tanta maldad; pedimos perdón por esa indiferencia; por no ocuparnos de dar un pedazo de pan, un abrigo, una caricia. Pedimos justicia, que no quede como un hecho pasajero. Que se tome conciencia. Que no haya niños desnutridos y falta de amor. El cielo clama justicia. El pueblo se estremece de tanto dolor. Tenía apenas tres añitos.

Nelly Ross

Pasaje Grimau y Gálvez 785

San Miguel de Tucumán


- El endeudamiento

El Gobierno Nacional a diario está dando una dura pelea contra la pandemia y los virus con los que Macri infectó a la economía del país, buscando empobrecer y someter a los argentinos a la voluntad de los mercados financieros. En los tiempos que corren quiero excluir algunos virus incorporados deliberadamente por el gobierno liberal, para enfocarme en la bacteria de la deuda externa, como una herramienta que los poderosos del mundo utilizan para someter a los pueblos. Las gestiones por la toma de deuda debieron estar orientadas a lograr acuerdos que beneficien al pueblo, no al ex Presidente ni a sus funcionarios, a los que el ex jefe de gabinete de Macri los calificaba como jugadores de las grandes ligas de la timba financiera. No pretendo indagar sobre la marcha de las negociaciones del ministro Guzmán con los bonistas, pero debe quedar en claro la responsabilidad que le corresponde al ex Presidente, y a los miembros del “mejor equipo de los últimos 50 años”, en el salvaje endeudamiento del pueblo argentino. Mauricio Macri consciente de su responsabilidad, permanece agazapado y temeroso de lo que puedan revelar sus ex funcionarios, cuando sean citados por la Comisión Investigadora que tendrá a su cargo el análisis de la deuda. La contradicción y la mentira fueron los argumentos utilizados constantemente por el ex Presidente durante su gestión y con más fuerza cuando dejó el poder; en un mensaje al pueblo el 8/5/18, Macri anunciaba que él había tomado la decisión de iniciar conversaciones con el FMI, por ende nadie lo había asesorado ni presionado para hacerlo, lo que dejaba en claro que él tomaba las decisiones como presidente; al finalizar su mandato, durante sus interminables vacaciones en Villa La Angostura, ante una concurrencia de tan solo cinco personas, intentó despegar su persona de la responsabilidad del endeudamiento, relatando al pequeño pero sorprendido auditórium que él advertía a sus funcionarios sobre el riesgo que significaban los mercados financieros, que él  conocía muy bien; lo que dijo es cierto, porque él nunca trabajó, siempre apostó en la timba financiera y a los negocios turbios; lo inexplicable es que conociendo el peligro que para la sociedad significaba el endeudamiento lo mismo lo puso en marcha, sabedor de los graves daños que podría causar a la economía del país. La Comisión Investigadora que tenga a su cargo el examen de estas maniobras, deberá investigar la responsabilidad que tiene el ex presidente en las mismas, al tomar a sabiendas decisiones que perjudicaron y condicionaron a generaciones completas. Hoy la justicia avanza en la tarea de investigar la corrupción del gobierno anterior, a pesar de los débiles ladridos de algunos “caschis” de la jauría que se tragaron el “sí se puede “y que enceguecidos por odio califican de ignorantes y desinformados a los militantes del campo popular, intentando travestir como “conflictos de intereses” a los actos de corrupción del liberalismo, sin advertir que el “pitbull”, está rodeado, y su destino será la perrera.

José Emilio Gómez  


- “La patria está llorando”

Celebramos un día muy especial, los tucumanos lo saben mejor que nadie. ¡Viva la Patria! Muchos argentinos conmemoraron la Independencia nacional.  Muchos, como yo, gritaron “democracia y república o mafia”. El señor Lázaro Báez, durante el gobierno kirchnerista realizó compras por más de 200 millones de dólares. No hace falta expresar nada más, muchos estamos tristes porque la Patria está llorando.

Francisco Benard


- Libertad de expresión

La libertad de expresión doblemente molesta. Es molesta para él que quiere que sus trapisondas pasen desapercibidas, y es molesta porque permanentemente hay que defenderla, por lo menos en estos tiempos políticos de Argentina. La libertad de expresión es doblemente satisfactoria. Es satisfactoria porque puedo decir lo que pienso y no temer represalias, y es satisfactoria porque el otro puede decir lo que piensa sin temor a represalias. La libertad de expresión nos exige cuidarla para poder expresar libremente nuestro pensamiento, pero más nos exige para que el otro, él que no piensa como uno, pueda expresar el suyo. Que nadie diga que cree en la libertad de expresión, si no es capaz de reconocerle este derecho al que piensa distinto. Esto tiene sentido, si realmente queremos vivir en una Argentina democrática.

Humberto Solá Cánepa


- Mala praxis

Como médico y ciudadano de nuestra provincia, me preocupan las noticias sobre los profesionales de la salud, contagiados por covid-19, quienes atienden a los posibles enfermos. Recibimos por TV, radio y diarios, fenicias de que el Ministerio de Salud no da los insumos necesarios a su personal, o de que residentes del hospital Centro de Salud no están designados para estas funciones y trabajan con infectados de covid-19. Estas denuncias deberían ser analizadas, y así como se los juzga a los médicos por mala praxis, así deberíamos juzgar a cualquier representante que da órdenes sin respetar el protocolo.

Eduardo Martínez

Balcarce 734

San Miguel de Tucumán


Tamaño texto
Comentarios