"La grieta también es un virus", señaló el intendente Alfaro

El jefe municipal participó de los actos oficiales por la Declaración de la Independencia.

09 Jul 2020

“La grieta también es un virus”, enfatizó Germán Alfaro, tras el acto por el Día de la Independencia. El intendente de la capital resaltó ayer el discurso del presidente, Alberto Fernández, al coincidir en que “los extremos no le hacen bien al país”. “Lo único que hacen es generar odio, y ese odio te paraliza y no te deja construir”, añadió.

El funcionario municipal había llegado a la Casa Histórica acompañando al gobernador y vicegobernador, Juan Manzur y Osvaldo Jaldo, respectivamente. Allí, participó en la celebración oficial. Al retirarse del lugar, expresó que se saldrá de este contexto de crisis por el coronavirus “con la solidaridad, con lógica y de manera colectiva, no individual”.

“Con esta pandemia fuimos perdiendo libertad (por las medidas de prevención), liberad en el movimiento y no poder circular a la hora que queremos. Pero la verdad es que tenemos que hacerlo por el bien común, el objetivo supremo. Debemos hacerlo para solucionar el problema económico”, enfatizó. “Es triste ver comercios cerrados por liquidación o enterarse que un centenar de mozos se quedó sin trabajo. Por qué voy a agregar con la grieta más problemas a las preocupaciones de la gente”, expresó.

Alfaro consideró, con base en indicadores privados, que los efectos económicos por el coronavirus serán superiores a las de la crisis de 2001. “No hemos comenzado a transitar las consecuencias de esta crisis. Todavía falta. Hay que esperar el momento que se deje de pagar el IFE a 350.000 tucumanos. La situación será difícil. El Estado no tendrá suficiente recursos y la gente pedirá más Estado”, recalcó. En esa línea, hizo hincapié en que el Gobierno deberá promocionar la riqueza a través de la actividad privada.

Comentarios