Un comedor de Las Talitas sufrió ocho robos desde que se decretó el aislamiento

Comida es lo que más se llevan, pero la falta pone en riesgo el almuerzo de 350 personas.

03 Jul 2020

Trabajan ad honorem para que 350 personas tengan un plato de comida; se levantan a diario antes que salga el sol para poder brindar lo mejor de sí, pero el esfuerzo no limita a los delincuentes que una y otra vez ingresan a robarles los víveres para revenderlos después. 

El comedor "8 de Marzo", ubicado en Las Talitas, se volvió el foco de la inseguridad ya que desde que se decretó el aislamiento obligatorio hasta el día de hoy, sufrieron ocho robos. 

"Son pequeños robos pero que significan mucho para nosotros porque quiere decir que no vamos a poder cumplir con la comida de todas las familias", dijo Teresa Aguilar, presidenta del centro vecinal. 

Según Aguilar, cada mañana se despierta con la esperanza de que todo esté en su lugar porque de no ser así, corre el riesgo de no poder darle de comer a tanta gente que a diario necesita un plato de comida. 

Con la cuarentena, el comedor debió agregar otra cocina porque el número de beneficiarios casi se duplicó. "Antes de la pandemia, eran 219 los almuerzos y 80 las meriendas, pero ahora son 350 los que comen al mediodía y 250 los que meriendan", comentó.

LA GACETA recorrió el comedor hace una semana y, en ese momento, ya habían sufrido seis robos. Desde ese día hasta hoy, ladrones volvieron a entrar dos veces más. 

Aguilar mencionó que, por el momento, el comedor no puede recibir más gente porque se "desvirtúa la calidad del servicio" y que como medida para sobrellevar la inseguridad, comenzaron a retirar los insumos cada semana y no mensualmente como antes.

Por último, la mujer comentó que el ministerio de Desarrolo Social la ayudó a parchar las roturas que los ladrones dejaron al entrar. "Los papás que vienen a retirar las viandas nos ayudan a arreglar los lugares con el material que nos brindan del ministerio porque no tenemos para pagar mano de obra", agregó.

Temas

Inseguridad
Comentarios