La jugada turbia y el primer golpe “santo”

El Comité Ejecutivo de AFA pareció esconder el fallo del tribunal sólo porque este no lo favorecía.

03 Jul 2020 Por Bruno Farano
1

CON TODA LA ATENCIÓN. Aunque no hay juego, los fanáticos viven cada instancia con la tensión propia de un partido. la gaceta / foto de franco vera

Como en el campito, cuando el dueño de la pelota va perdiendo y decide marcharse antes de tiempo para evitar la derrota. Así parece haber actuado la AFA. De otro modo no se explica que el Comité Ejecutivo haya escondido una resolución del Tribunal de Disciplina sólo porque ese fallo no era el esperado.

Ayer, Fernando Santillán, apoderado legal del “Santo”, recibió la notificación de que la denuncia realizada por Pablo Toviggino en contra de Roberto Sagra y del club había sido desestimada. Claro, antes de eso debió presentar un pronto despacho porque los plazos estaban vencidos y la resolución brillaba por su ausencia.

Pero la respuesta fue contundente y muestra una jugada oscura por parte de Claudio Tapia y compañía. El Tribunal notificó al apoderado del club que el fallo había sido emitido el pasado 24 de junio y que lo habían entregado al Comité Ejecutivo para que fuera publicado en el Boletín Oficial. Claro, nada de eso sucedió.

Justamente, lo curioso del caso, es que en la propia web de la AFA falta el dichoso boletín N° 5768, pero si están su antecesor y su predecesor. “Evidentemente a alguien no le gustó el fallo y por eso decidieron ocultarlo. Si no, no se explica. Es algo que nunca había sucedido”, sostienen en Bolívar y Pellegrini, dejando al descubierto que en la entidad madre de nuestro fútbol hacen lo que quieren, de un tiempo a esta parte.

La notificación nunca le llegó a San Martín y desde el Tribunal de Disciplina mostraron su asombro. “Es inexplicable”, se escudaron cuando la defensa del club le solicitó al Tribunal que se expidiera de manera urgente.

San Martín parece haber ganado el primer round de una lucha que todos los días suma un nuevo capítulo. Porque desde el mismo momento en que Sagra decidió cuestionar las determinaciones del Comité Ejecutivo comenzó el fuego cruzado.

“Si creen que con esos amagues van detener mi defensa de San Martín están equivocados. Que hagan todas las denuncias que quieran, que no escatimen en nada; yo me voy a presentar ante quien corresponda. Pero también voy a hacer todo a favor de San Martín”, había declarado el presidente “santo” cuando se conoció la denuncia de Toviggino. “Es una jugada para desgastarnos, para intentar que detengamos nuestro reclamo”, explicaron en La Ciudadela en ese momento.

Y a la luz de los hechos, parece que así fue. Porque el Tribunal no encontró culpable a Sagra y decidió archivar una causa que pareció tirada de los pelos desde un primer momento. El denunciante quedó peor parado cuando el descargo “santo” demostró el destrato que tenía con algunos dirigentes del ascenso, a quienes amenazaba sin ninguna culpa.

Pero lo más grave del asunto es que la AFA parece hacer lo que quiere. Dan por terminados los torneos, pero intentan armar un nuevo formato para definir los ascensos, suprimen los descensos para favorecer los equipos “amigos” e intentan acomodar a los que no encontraron el rumbo en el campo, pero que cuentan con un “padrino” todopoderoso. Y ahora sumaron otra “estrella” ocultando un documento público para evitar reconocer que la batalla estaba perdida.

Justamente, esos turbios manejos de AFA le dan más oxígeno a San Martín en su reclamo. Mientras en La Ciudadela ven cómo AFA cambia de planes de un día para el otro y hasta pareciera dar manotazos de ahogado, esperan que los plazos se cumplan para que el TAS se expida.

“Estamos seguros de que nuestro reclamo es justo. En la AFA no saben qué hacer y es por eso que realizaron una denuncia que no tiene ni el mínimo sustento”, explicó una persona allegada a la CD “santa”.

Pero así se mueve el fútbol argentino. Todo es conveniencia y cuando la jugada no sale como esperaban, siempre parecen tener un as para intentar salirse con la suya. Pero esta vez, su propio Tribunal les dio un cachetazo. ¿Qué dirán Tapia, Toviggino y el resto de un Comité Ejecutivo que cada día suma una mancha más? ¿Seguirán pensando que hicieron bien en no aplicar el mismo criterio en Primera que en el ascenso? ¿No sería mejor parar la pelota, actuar con coherencia de una vez por todas y evitar pasar más vergüenza? Deberían pensarlo. Grandeza también es aceptar los errores.

Comentarios