Renault y Alpha Tauri tienen un crédito abierto

03 Jul 2020 Por Carlos Cazón
1

Empezó con gran expectativa 2019 para la escudería Renault. Daniel Ricciardo había dejado Red Bull y prometía una gran temporada en el equipo francés. Pero no fue así. El auto no tuvo continuidad y los resultados fueron de mal en peor. Terminaron quintos en la tabla de constructores y Toro Rosso (ahora Alpha Tauri) terminó en el sexto lugar a nada más que seis puntos. Definitivamente fue un año para el olvido.

En los testing de Barcelona de febrero, el auto negro de trompa fina fue toda una sorpresa. El último día de aquellas pruebas, Ricciardo dejó a todos boquiabiertos con un registro que lo dejó en la tercera posición detrás de Valtteri Bottas y Max Verstappen. En la tabla general de mejores tiempos ambos pilotos terminaron en el top 10. Toto Wolff, el director del equipo Mercedes, le dijo esta semana a la prensa alemana que para él la sorpresa serían Renault y Racing Point. Se refería a Austria, donde la categoría estrena prácticas hoy (desde las 6 y las 10, se verá por ESPN) para dar inicio, finalmente, a la temporada 2020.

Los objetivos del equipo “amarillo” son claros. En palabras de Cyril Abiteboul, director de la escudería: “recuperar el cuarto lugar en el Campeonato de Constructores sigue siendo el objetivo deportivo para una temporada que será más disputada que nunca”. No la tienen fácil. Excepto Mercedes, Ferrari y Red Bull, que pelearán por los primeros tres lugares, es el año en el cual la zona media de la competición estará más disputada que nunca. El cuarto lugar, en esta corta temporada, se volverá una feroz batalla entre McLaren, Renault, Alpha Tauri, Racing Point, Alfa Romeo, Haas y hasta Williams.

Justamente Alpha Tauri, la ex escudería Toro Rosso, es la “pequeña” filial de Red Bull en la F-1. Le ha servido al equipo de la bebida energizante para probar los jóvenes pilotos de sus distintos programas de conducción para que lleguen al equipo principal con experiencia en pista, cabeza y corazón. El año pasado fue la única escudería, además de Mercedes y Ferrari, que tuvo a sus pilotos en podios. Daniil Kvyat subió al podio en Hockenheim tras una increíble tarde de lluvia y Pierre Gasly terminó segundo en Brasil. Fueron las dos mejores carreras de 2019. Estas actuaciones los llevaron a terminar sextos en el Mundial de Constructores. Si se tiene en cuenta que es el noveno equipo en la tabla de los presupuestos, es un gran resultado.

La aerodinámica del nuevo monoplaza parece ser distinta a la del viejo auto azul. Como si fuese más robusto. En Barcelona las pruebas no fueron demasiadas buenas para el equipo italiano. Los dos pilotos terminaron arriba del top 10. Son un interrogante las condiciones del auto y si puede llegar a pelear. Si logran mantener el sexto puesto será un gran año para ellos.

Temas

Fórmula 1
Comentarios