Miroli cree que “madura el knock out” de la covid-19

El médico inmunólogo dijo que, con el desarrollo de ocho vacunas, la ciencia está próxima a ganarle la batalla al coronavirus

02 Jul 2020
2

EN LA GACETA. En el programa “Panorama Tucumano”, Alfredo Miroli explicó cómo está compuesta la covid-19. la gaceta / fotos de josé nuno

Las respuestas que anoche lanzó Alfredo Miroli son más sencillas que las fórmulas que la ciencia emplea para definir la pandemia de la covid-19. El médico inmunólogo tucumano desplegó anoche, en su participación en el programa televisivo “Panorama Tucumano” una serie de recetas para responder a una enfermedad que aún no tiene cura. Pero que, en el combate cuerpo a cuerpo, la ciencia la ganará “antes de los 12 (meses) round” a la covid-19, una pandemia que ha puesto al mundo en cuarentena. Durante la entrevista realizada en el programa conducido por Federico van Mameren y por Carolina Servetto (se emitió por Canal 11 de CCC a través de LG Play, por www.lagaceta.com.ar y por las redes sociales del diario), Miroli se puso en su rol docente para arrancar con las medidas más simples del protocolo de bioseguridad para prevenir el contagio del coronavirus. Expuso cuál debería ser el rol de la medicina. Definió, con palabras simples, por qué la covid-19 es más resistente que otros virus; contestó las preguntas de los periodistas-conductores y también de los televidentes que siguieron su exposición durante las casi dos horas de programa.

Las enseñanzas de papá. “La medicina es un arte de la que hay que enamorarse”, arrancó Miroli que descubrió e hizo para sí esa frase de su padre, también médico, pero pediatra. “Se trabaja hasta el último día; no se puede dejar un padeciente sin atender y él lo hizo hasta el último día de su vida”, indicó. Recordó que el día previo a su fallecimiento, atendió a todos los pacientes niños que lo esperaban. Y esa noche falleció por un infarto masivo. “Él literalmente dio la vida a la medicina, y eso no es una frase simbólica; fue un médico extraordinario”, recordó. A partir de ese concepto, Miroli desplegó más conceptos.

¿Qué es la covid-19? “Biológicamente estamos frente a una pieza genética extraordinaria”, definió. Y aclaró que no se trata de un virus manipulado. “La ciencia no tiene la capacidad para crear vida”, afirmó respecto del virus que muta. A diferencia de otros coronavirus, Miroli dijo que el actual “es gordo y muy pesado, con un ribonucleico muy largo”. Añadió que la posibilidad de contagio puede darse frente a una tos o un estornudo que libera saliva de microgotas al aire, como cuando una persona pronuncia las letras “f” o “v”. “Por eso se requiere cumplir con el distanciamiento social de dos metros porque puede entrar por vía bucal, nasal o por los ojos”, advirtió.

Esa mala palabra. Inmediatamente, Miroli pidió permiso a los conductores de palabra y a los televidentes para pronunciar lo que denominó una mala palabra: tapaboca. Con una demostración en vivo, el inmunólogo mostró que un barbijo mal puesto puede exponer a una persona al contagio. “El tapaboca no hace nada para la prevención; para evitar el contagio, necesitamos que nos cubra la boca, la nariz y el mentón”, sugirió.

Los miedos de la sociedad. Una de las cuestiones que más preocupa a la sociedad es la perdurabilidad del virus en los objetos. Miroli, en ese sentido, explicó que en un ambiente fresco y metálico, el virus puede durar tres días, pero para que se produzca el contagio efectivo se necesita que cumpla dos requisitos esenciales: “cantidad y calidad del virus infectante”. “Si toqué algo que considere que puede producir contagio, me lavo las manos con jabón y con alcohol en gel y este bello virus desaparece”, sugirió. El médico tucumano reafirmó que la covid-19 “es destructible por fuera del cuerpo, pero no por dentro. Es sensible al alcohol, a la lavandina y al jabón; es gordo, pesado y vuela poco”.

La forma de comunicar en pandemia. Parte de la sociedad global sigue de cerca las estadísticas de la pandemia. Pero otra parte rechaza tanta invasión de datos. Miroli, en ese aspecto, consideró que la comunicación es clave, pero que no hay que sobresaturar a la sociedad, “porque cuando lo hacemos, causamos la reacción opuesta, ya que genera hartazgo y se hace todo al revés”. “Lo mejor es disuadir y recordar las medidas de prevención sin saturar”, acotó.

Conductas del amor. Miroli buscó concientizar a la sociedad de que, se está jugando a las escondidas desde hace más de 100 días para que el virus no encuentre a la mayor parte de la población. “Esto requiere una conducta social de cada uno y, si salimos, hay que mantener presente el temor a dañar al amor. “Puedo y debo portarme bien cuando salgo (a la calle) y retornar a nuestro hogar con la cuasicerteza de que no tendré el virus”, indicó. Eso se llama prevención individual frente a las recomendaciones colectivas. “Pido, por favor, que cuando salgamos, no hagamos trampa y que cumplamos las medidas de bioseguridad”, dijo.

Los daños colaterales de la pandemia. Durante el programa, los conductores remarcaron el incremento de casos vinculados con adicciones y violencia doméstica. Miroli contestó que, cuando se enfrenta una pandemia por la acción de un agente infeccioso, el Gobierno convoca a un comité de expertos para combatirlo. Pero, a manera de crítica constructiva, el médico señaló que también debió crear un comité con profesionales para atender otras patologías que se desatan frente a los efectos del aislamiento (alcoholismo, adicciones, violencia doméstica o enfermedades digestivas, entre otras). “No hay genios de la todología, pero un grupo de clínicos, toxicólogos y otros especialistas podrían ayudar a definir normas y horarios para atender esos otros problemas que surgen con el aislamiento”, sugirió.

El regreso a clases. Otra de las preocupaciones de los televidentes está relacionada con las clases presenciales. “Eso presenta un desafío mayúsculo, mientras no haya vacunas. Tomemos como ejemplo la primaria: ¿qué padre estará dispuesto a enviar a su hijo al colegio frente al miedo de que se puedan enfermar?”, planteó. Y observó que se requiere un fuerte consenso dentro de la comunidad educativa para cumplir el protocolo de bioseguridad desde la casa.

Lo que deja el coronavirus. Miroli prefiere ver el lado positivo que puede sacarse de la pandemia: “le dio la oportunidad al mundo de quererse en el ámbito familiar”. Pero, a la vez, pidió a la familia “que utilice este tiempo de pandemia para educar a los hijos en los valores”.

Pasos agigantados. En otro tramo de la entrevista, Miroli dijo que el coronavirus llevó a que la ciencia médica, que venía de un ritmo lineal desde la década de 1990, ingrese en un período de crecimiento exponencial. “Hoy un día para la ciencia equivale a un milenio”, puntualizó. Un ejemplo de eso es que hay ocho vacunas en ensayo, algo nunca visto en la historia de la medicina reciente.

Segundos afuera... En el epílogo del programa, Miroli aprovechó para dar su pronóstico de esta suerte de contienda de box que la ciencia le ha dado a la covid-19. “Madura el knock out para esta hermosa pieza genética. No llega al round 12 porque van a tirar la toalla”, reflexionó frente a los agigantados pasos que la ciencia ha dado, en estos meses, para descubrir la cura del virus que puso en cuarentena al planeta.

Comentarios