Por un hongo, suspenden la venta de limones hacia la Unión Europea

Analizan el impacto de la suspensión de las exportaciones al principal destino de la producción tucumana.

02 Jul 2020 Por Juan Martín de Chazal
1

EL CÍTRICO ESTRELLA. La Unión Europea es el principal mercado de exportación de la producción argentina. LA GACETA

“Un llamado de atención de este tipo nunca es bueno para la reputación del origen”. La evaluación de Pablo Padilla, el titular de la Asociación de Citrus del Noroeste Argentino (Acnoa), anticipa el profundo análisis que se viene en el sector para garantizar la fitosanidad de los limones tucumanos y retomar así las exportaciones a la Unión Europea (UE), el principal destino de la producción local. Es que la suspensión preventiva de las ventas -por 15 días, en principio- hacia ese mercado que informó ayer el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentarias (Senasa) encendió las luces de alarma entre los productores citrícolas, que ahora intentan hallar los modos para continuar con la campaña 2020.

La medida fue tomada luego de que fueran detectados en los puertos europeos varios cargamentos de fruta fresca con Mancha Negra (CBS), un hongo que afecta principalmente la calidad externa del limón. “Hemos decidido de común acuerdo entre el sector productivo, el Senasa y la Provincia hacer la suspensión voluntaria hasta tanto veamos exactamente qué es lo que queda por exportar, por qué estamos teniendo el problema y, a partir de ahí, reanudar las exportaciones si las condiciones están dadas”, explicó ayer Luis Fernández, ministro de Desarrollo Productivo.

En similar sintonía, Padilla agregó en diálogo con LA GACETA que la decisión conjunta “hará que se revisen los protocolos fitosanitarios y se tomen medidas extra de control” antes de reingresar las frutas frescas en el bloque europeo. “Claramente la UE está en una posición más dura y le ha pedido a la Argentina que reexamine sus programas de certificación para dar mayor seguridad”, dijo. El titular de Acnoa especificó que la primera detección ocurrió en un puerto neerlandés y que la semana pasada, en España, se interceptaron más cargamentos “contaminados”.

Si bien no es la primera vez que se detecta el hongo, Padilla estimó que una decisión del tipo sólo se había tomado antes con la exportación de naranjas. El problema principal es que, a diferencia de otros destinos, en la UE la Mancha Negra es considerada una “enfermedad cuarentenaria”: no existe en ese territorio y, en consecuencia, la introducción de frutas afectadas por el hongo podría originar una propagación inédita. “No podemos poner en riesgo un mercado consolidado de larga data. Es preferible parar y recomenzar en otras condiciones”, advirtió Fernández.


Las consecuencias

Cerca del 60% de la producción de limones argentinos es exportada a la UE, una cantidad que convierte a ese bloque en el principal mercado del cítrico estrella de la agroindustria de Tucumán. ¿Qué sucederá con la producción que no llegó a ser vendida justo en medio de la campaña 2020? El Senasa aclaró que todos los envíos que fueron despachados de empaque antes de las 00 de ayer (miércoles 1 de julio) podrán ingresar a puerto y ser exportados siempre que cumplan con los controles previos.

Ahora bien, las cargas que no entran dentro de ese último lote deberán ser redespechadas a otros destinos. Así lo manifestaron Padilla y Fernández, quienes además sostuvieron que aún no es posible calcular los costos de la suspensión. “Los cargamentos en donde se detectó algún caso serán reexportados a países que no tengan esa restricción cuarentenaria. Cada empresa tiene su política comercial y, según sus clientes, decidirá hacia dónde irán”, puntualizó el directivo de Acnoa. Algunos de los posibles destinos que mencionó son Estados Unidos, Rusia, Ucrania, Medio Oriente, Canadá o el Sudeste asiático.

“La campaña sigue. Llevamos un nivel de avance muy grande: se iban exportando 210.000 toneladas contra 250.000 del año pasado. No es mucho el volumen que quedaba por exportar a la UE”, expresó Padilla. Y agregó: “no es la muerte; no es que nos quedamos sin mercado. La diversificación de destinos que va logrando el limón argentino ayuda a atenuar el impacto de una medida de este tipo”. Una de las primeras reacciones -analizó- fue una suba de los precios del producto en los mercados europeos.

En el sector citrícola siguen con atención la mayor rigurosidad que Bruselas viene efectuando con las inspecciones de las importaciones alimenticias. Pedro Omodeo, de la exportadora Latin Lemon, consideró que, por ejemplo, España “ha extremado los cuidados de una manera inusual”. Él también observó que el impacto de la suspensión será significativo en toda la cadena productiva local. “Podría implicar la paralización del 70% de los empaques de Tucumán porque no tienen las condiciones de vender en otros mercados. Como el inicio de la cosecha se adelantó, se prevía su fin para el 31 de julio y ahora se corta la mitad de los días hábiles”, indicó preocupado.

Según Omodeo, la mayoría de las frutas tendrá que ser redestinada hacia la industria. “Esto es un antecedente fuerte; debemos regenerar las condiciones sanitarias para volver a la UE”, cerró.


Manchas
Una enfermedad de daños importantes

La Mancha Negra de los cítricos es una enfermedad causada por un hongo. Afecta la calidad externa de las frutas y, en formas severas, puede provocar su caída prematura. Si bien no produce daños en humanos, es capaz de ocasionar grandes perjuicios económicos y es un mal que se combate en Tucumán desde hace años. “Hay empresas que presentaron más dificultades que otras, pero es una problemática del sector”, especificó Padilla, el titular de Acnoa. Junto a la cancrosis, es considerada un mal cuarentenario en destinos como la Unión Europea.  

Comentarios