Cierran la exportación de limones a la UE

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria y los productores citrícolas resolvieron suspender hasta la próxima campaña el envío de fruta fresca a Europa. Evaluarán los controles de seguridad fitosanitaria del Senasa, tras las intercepciones al limón tucumano en puertos de España.

14 Jul 2020 Por Daniel Salvador
1

PROYECCIONES. Estiman que las exportaciones de cítricos a distintos mercados concluiría a fines de este mes. la gaceta / foto de juan pablo sanchez noli (archivo)

La exportación de limón en fresco de Tucumán a la Unión Europea (UE) se dio por terminada este año. Así lo dispusieron en las últimas horas las autoridades sanitarias nacionales junto con el sector productor.

Según explicó a LA GACETA el presidente de la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa), Pablo Padilla, los motivos de la intercepción en Europa “no están muy claros” y que para no poner en riesgo la seguridad fitosanitaria se decidió suspender hasta el próximo año los envíos y ganar tiempo para poder revisar todo el sistema de certificación.

Mientras, confirmó que se mantendrán los envíos al resto de los mercados que demandan la fruta en fresco hasta finales de este mes. Así, se decidió que se avanzará con las certificaciones de exportaciones para los frutos cítricos dulces con destino al mercado europeo.

Padilla remarcó que las exportaciones de limones tienen un avance de hasta 215.000 toneladas de un total de 235.000 toneladas previstas originalmente para este año, y que en el caso puntual de las ventas a la UE, a la fecha se enviaron 110.000 toneladas de las 125.000 comprometidas. “Este remanente en realidad no se perderá sino que cambia de destino”, agregó el directivo.


La suspensión

Cabe recordar que a principios de este mes el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) resolvió suspender por 15 días las actividades vinculadas a la certificación de exportación de limón de Argentina con destino a la Unión Europea, debido al elevado número de interceptaciones (serían 25) por “Mancha Negra” (CBS) en diversos puertos del Norte y Sur de Europa.

La “Mancha Negra” es una enfermedad provocada por un hongo que se manifiesta con manchas de este color en la piel del fruto. No afecta la inocuidad del fruto para el consumo humano, pero la UE considera a este hongo como una enfermedad cuarentenaria, no así en los Estados Unidos y en otros destinos con los que Argentina tiene intercambio comercial.

Y ayer, antes de que se cumplieran los 15 días establecidos en la primera suspensión de las exportaciones, Padilla confirmó que el Senasa resolvió suspender por este año los envíos de limones en fresco a la UE, “básicamente porque no encontramos motivos claros de la intercepción en Europa”.

“Consideramos que lo más prudente es no poner en riesgo la confiabilidad de la sanidad y calidad del limón tucumano”, añadió.

Para ello, dijo que “es exhaustivo el control en la revisión que el Senasa está realizando en todo el sistema de certificación, para poder garantizar los envíos a futuro a los mercados del mundo”. En este sentido, apuntó que la repartición argentina y las autoridades sanitarias europeas están en permanente contacto para evaluar las causas de aquellas intercepciones.

Subrayó que el principal objetivo de las últimas disposiciones es “poner a resguardo la seguridad fitosanitaria de la producción citrícola de la provincia y del país”.


Repercusiones

Si bien no se cuantificó el costo monetario de dar por concluida la exportación 2020 a la UE, el titular de la Asociación Citrícola no ocultó su preocupación por esta tajante determinación, y reiteró la conclusión de la entidad que se dio a conocer en un comunicado. “Esta decisión tiene un fuerte impacto económico para nuestros productores y exportadores”, resaltó, y apuntó que se afectarán además los ingresos de divisas al Tesoro nacional, que se dejará de percibir por esas exportaciones.


La actividad industrial

Sobre la marcha de la actual campaña citrícola, Padilla adelantó que la actividad industrial se mantendrá hasta fines de agosto, y que la producción de este sector tendrá en el balance de este año una caída del orden del 30%. Al respecto, estimó que se llegaría a moler 1 millón de tonelada, muy por debajo del 1,389 millón logrado el año pasado.

El presidente de Acnoa explicó que retracción de las cifras en la industria citrícola se debe principalmente al efecto climático. Citó entre las causas más destacadas a la cosecha tardía del año pasado, a la floración tardía y al periodo de altas temperaturas que afectó el cuaje (es la transición de flor a fruto en desarrollo).

En un análisis más abarcativo sobre la situación de la citricultura en esta época de pandemia, Padilla consideró que si bien el sector en general no está en crisis, atraviesa “un año muy difícil por la caída de la producción y los bajos precios industriales, sumadas todas las dificultades económicas en las que está inmerso el país antes de marzo y que se profundizó hasta estos días por la pandemia”.

“Los insumos para producir y exportar se mantienen en dólares generando un costo extra frente a la campaña anterior, hay una fuerte suba en el precio de los fletes y de los costos, y también se mantiene una elevada presión impositiva”, sentenció el dirigente rural.

Padilla no dejó pasar por alto la carencia de asistencia financiera sólida para una actividad que es gran demandante de capital de trabajo, y la falta de respuestas del Gobierno nacional al reclamo por las retenciones a las exportaciones, y por un ajuste de los elevados costos financieros.

“Estos dos últimos factores son determinantes para la expansión de las economías regionales”, concluyó.


Antecedentes

La organización agraria La Unió de Llauradors (Unión de Agricultores y Ganaderos) denunció que las plagas son una de las principales amenazas para los citricultores de la comunidad valenciana y que un ejemplo son las 39 interceptaciones en los meses de mayo y junio a los limones procedentes de la Argentina en puertos europeos “por estar infestados con plagas como la temible mancha negra o la cancrosis”.

Oficialmente, se rechazaron 33 partidas (1 en mayo y 32 en junio) de limones con Mancha Negra, 2 con Xanthomonas (espiga negra o rayado bacteriano) y 1 con el hongo Elsinë. En junio, hay 3 lotes de cítricos rehusados con Thaumatotibia leucotreta, originarios de Sudáfrica.


Lo destacado de la actividad

1- Argentina es el mayor proveedor de limones en fresco a la Unión Europea, con una participación total del 25% en ese mercado, que es el principal destino.

2- El año pasado se exportaron a Europa 126.863 t de limones, que significaron el 54% del total exportado al mundo, según datos oficiales (Indec).

3- La producción 2020 estará por debajo de la media registrada entre 2009 y 2017 de 1,44 millones de t,  y cerca del mínimo de 953.000 t de 2014.

4- En las últimas dos temporadas, el limón argentino ingresó a los grandes mercados de China y de Estados Unidos, y también de Brasil e India.

5- La Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa) cuenta entre 200 a 250 asociados, y representa el 95% de la producción de la región.

Temas

Coronavirus
Comentarios