"Atleta A": el monstruo que arruinó la vida de 500 niñas

28 Jun 2020 Por Carlos Werner
1

VEREDICTO. Larry Nassar fue sentenciado a 175 años de cárcel. El documental revela su atroz historia.

Muy bueno

Documental 

Por Netflix

Sentado frente al tribunal, cara a cara con algunas de sus víctimas, a Larry Nassar parecen caerle las fichas. Ojos cerrados, cabeza gacha. Tiemblan sus párpados. La cámara se posa en ellos durante segundos. Un hombre horrendo y sus circunstancias. Y la justicia que por fin llega.

Un documental crudo. Perturbador. Estremecedor. Eso es “Atleta A”, que debe su nombre a la gimnasta olímpica Maggie Nichols. Es un espejo de todo aquello que jamás quisiéramos que suceda, en ningún orden de la vida. Es el abuso a la inocencia perpetrado, en este caso, por un médico. La bajeza de situarse en el rol del que sabe y conoce, se aprovecha de ello, y produce un daño irremediable.

No es fortuito apelar a tantos adjetivos y frases duras para hablar de este trabajo de los esposos Bonni Cohen y Jon Shenk. A lo largo de una hora con 40 minutos se escuchan palabras, dentro de los más de 20 testimonios, que fortalecen a la trama. “Él era el único adulto amable”; “confiábamos y creíamos en el sistema, por qué no hacerlo en él”; “es un depredador sexual”; “el método de trabajo era la crueldad”; “no había ninguna medida para detenerlo”; “se trata de abuso infantil”; “el ambiente de los trabajos era de temor”.

La sinopsis aporta las claves de lo que cualquiera necesita para engancharse con un documental de este tipo. Devela las acusaciones contra Nassar por abusos sexuales, cometidos en el seno del equipo olímpico femenino de gimnasia de Estados Unidos. Este médico osteópata, de currículum en apariencia impecable y con mucho prestigio, trató -y abusó- sin escrutinio de las autoridades a más de 500 niñas y adolescentes durante 29 años. En 2016, un correo electrónico de una de sus víctimas, Rachael Denhollander, enviado al periódico Indianapolis Star, generó la investigación que llevó a que, en 2018, Nassar fuera sentenciado a prisión por hasta 175 años.

En detalle

En el documental quedan en exposición no sólo los supuestos exámenes rutinarios y las sesiones de fisioterapia que efectuaba el médico, sino también el opresivo y tormentoso ambiente de trabajo en Karolyi Ranch, el Centro de Entrenamiento del Equipo Nacional de Gimnasia estadounidense en Huntsville, Texas. Justamente, se deja entrever que todo se encuentra aún bajo investigación.

“Atleta A” está hecho con corrección y tempos justos en el relato. La cámara es ágil, acentúa planos de los rostros de los entrevistados. Hay flashbacks certeros y escenas bien montadas. Vale la pena destacar la “actuación” de los periodistas que siguieron el caso en cuestión.

Maggie Nichols, la atleta A, fue llamada así luego de denunciar a Nassar, por lo que se la castigó siendo omitida del equipo en 2016. Conmueve cada palabra suya. También su lucha, esa que en los tiempos que corren y a la luz de estos oprobios del pasado, ya es de todos. “La gente no se da cuenta de que, para casi todas (las víctimas) esa fue su primera experiencia sexual. Y cuando le sacás a alguien la capacidad de amar y de expresar amor, y se la robás o la dañás, eso afecta profundamente su psiquis”, explica el abogado del caso. Es una reflexión a partir del trabajo más duro que enfrentó en su vida. Sus palabras, en sí mismas, son un mensaje. Y también una advertencia: hay que mantenerse alertas.

Comentarios