La solidaridad es grande

Ginóbili encabeza un proyecto por alimentos; Tevez piensa seguir en Boca y donar su sueldo.

27 Jun 2020
1

UNIDOS. “Manu” y “El Apache” estuvieron juntos en 2015 en una clínica.

Emanuel Ginóbili y Carlos Tevez quedaron unidos en las últimas horas por una plausible actitud solidaria, ante la crisis social que se vive en el país debido a la pandemia de coronavirus.

En el caso del ex basquetbolista, se convirtió hace casi dos meses en la cabeza del proyecto “Seamos uno, Experiencias únicas”, que tiene como objetivo llevar alimentos a los más afectados por la pandemia. También participan otros deportistas.

“El “Apache”, por su lado, anunció que continuará en Boca hasta diciembre y que el monto que se genere por su nuevo contrato será donado a una entidad que efectúa actividades benéficas.

Ginóbili, campeón olímpico en Atenas 2004, sostuvo que al emprendimiento solidario lo tomó porque hay que ponerse en la piel de la gente que no tiene para comer.

De esta organización toman parte distintas figuras del deporte y también del arte, ya que el “equipo” que armó “Manu” lo conforman la ex tenista, Gabriela Sabatini, el actor Ricardo Darín, el cantante Diego Torres, el tenista Diego Schwartzman, el polista Adolfo Cambiaso y el futbolista de Estudiantes de La Plata Javier Mascherano.

“Entré hace un mes y medio a esta organización como creador de esta fundación y no sabía que existía, porque me estaba sumando con el proyecto ya en marcha”, contó el bahiense. Y agregó: “la eficiencia, la tecnología y la colaboración de distintos ámbitos incluye a todos los medios del país, porque acá todos tenemos que empujar para el mismo lado dentro de una emergencia tremenda. Este es un proyecto antigrieta”.

Sobre el proyecto y sus alcances al día de hoy, explicó que ya se entregaron 450.000 cajas que contienen 15 kilos de alimentos y ya se tiene presupuesto para llegar a 700.000, pero el objetivo es llenar un millón.

“Ahora se vendrán semanas de más estricta cuarentena y hay que ayudar a la gente del AMBA que no puede ir a trabajar, pero igual tiene que comer. Hasta ahora nada me había motivado tanto desde que dejé de jugar como este proyecto que cuenta con la colaboración de importantes empresas. Pero hay que ponerse en la piel de la gente que por esta emergencia no tiene para comer. Mi familia no tiene problemas, pero me imagino que para la gente que lleva 98 días en cuarentena debe ser tremendo”, aseguró “Manu”.

En cuanto a Tevez, tomó la decisión de donar su sueldo como gesto solidario ante el difícil momento, pero también para no entrar en tensiones económicas con la dirigencia del club.

“Esto es una negociación y cada uno tiene una postura, me parece bien. Voy a seguir en Boca hasta diciembre y voy a donar todo mi contrato y la prima a una entidad sin fines de lucro”, afirmó.

El futbolista, de 36 años, admitió que desea otra chance de jugar la Copa Libertadores, lo que podría forzar la extensión de su vínculo unos meses más de acuerdo con el momento de la reanudación del torneo continental, que fue suspendido en la segunda fecha de la fase de grupos por la emergencia sanitaria mundial.

“Lo decidimos entre todos, con mi esposa, mis hijos, mi representante, mi hermano. Vemos la realidad, tenemos gente que hace ollas populares y nos parece lo más justo”, afirmó.

Tevez también explicó: “ahora hay que esperar la respuesta de Boca” (sobre su nueva postura en la mesa de diálogo). Y contó que una vez terminado el siguiente contrato analizará qué hacer con su carrera, sin descartar la chance de volver a vestir la camiseta de Corinthians (Brasil) o de West Ham (Inglaterra).

Comentarios