Después de cinco meses, 35 reos ingresan al penal - LA GACETA Tucumán

Después de cinco meses, 35 reos ingresan al penal

Por un fallo judicial, los procesados y condenados realizaron la cuarentena en el Roca.

26 Jun 2020
1

PREPARATIVOS. Los detenidos hicieron la cuarentena en un sector acondicionado del Roca.

Después de varios meses, los diferentes penales de la provincia recibirán hoy 35 internos entre penados y procesados por el plan que ideó la justicia con el Ministerio de Seguridad. Fuentes policiales y judiciales confirmaron que el último ingreso se produjo a principios de febrero y que luego la situación se empeoró con la pandemia.

Todo comenzó con el planteo oficial que hizo la jueza de Ejecución Alicia Merched sobre la obligatoriedad de alojar a los internos en las unidades carcelarias. Pese a que las autoridades del Servicio Penitenciario se opusieron en un principio, se estableció un protocolo y el plan se puso en marcha.

“Se decidió crear un centro de atención de reos para que realicen la cuarentena durante 14 días. Antes de ingresar, a los internos se les hacía un testeo y, al cumplir ese tiempo, otro. Los resultados dieron negativo y mañana (por hoy) pasarán ser miembros de la población carcelaria”, explicó Merched en una entrevista con LA GACETA.

Esta especie de centro de atención se habilitó en el Instituto Roca, donde se encuentran internados los menores en conflicto con la Ley. “Se tomaron todos los recaudos necesarios para evitar que tengan contactos con los adolescentes”, explicó la magistrada.

Después de una dura discusión, en la reunión de la comisión interpoderes se resolvió que los internos de los diferentes penales sigan sin recibir visitas

En un principio, según informaron fuentes judiciales, estaba previsto que la cuarentena la realicen 54 personas, que era la capacidad que tenía el lugar. Pero sólo comenzaron con ese período de prueba 39 reos.

Mientras tanto, el juez de Ejecución I Roberto Guyot se negó a que ingresen 15 penados porque no se respetaban las condiciones de bioseguridad y las medidas de distanciamiento.

Pero finalmente ese número se redujo a 35 porque en estas dos semanas la Justicia les otorgó la libertad a cuatro de los que estaban realizando la cuarentena en el Roca. Por cuestiones sanitarios, esas bajas no pudieron ser reemplazadas de manera inmediata.

Los reos no representan ni el 5% de los 983 procesados y penados que, según estipulan las normas vigentes y una acordada de la Corte Suprema de Justicia, deberían estar alojados en el penal de Villa Urquiza.

Merched puso en duda que el proceso se continúe realizando. “La idea era que en los próximos días ingrese otro grupo, realice la cuarentena e ingrese a los penales. Pero, al parecer, no se podría realizar más”, comentó.

Ayer, la comisión interpoderes que tiene a su cargo el seguimiento de la crisis carcelaria recibió una mala noticia. En los penales sólo quedaban plazas para que ingresaran apenas 20 internos más. Ello se debe a que no fueron terminados los tres pabellones que deberían haber estado listos desde hace varios meses.

Los vocales de la Corte Suprema de Justicia vienen recibiendo informes de la situación desde hace varios meses. Pese a que ninguno de ellos participa de los encuentros, sus representantes los tienen al tanto de lo que está sucediendo. “El problema que nos enfrentamos es que no se vienen tomando las medidas necesarias y llegamos a una situación límite porque no le vemos una solución a corto plazo”, explicó uno de los jueces.

Comentarios