LA GACETA premió a sus suscriptores digitales

Buscamos a nuestros primeros cinco suscriptores digitales en sus casas para conocerlos y agradecerles. Aquí, sus costumbres e historias.

25 Jun 2020
5

Detrás de cada suscriptor hay una historia particular con el diario. Muchos de ellos arrancaron con sus largas páginas de papel en su infancia y su adolescencia. LA GACETA, sinónimo de diario en nuestra provincia, supo instalarse y formar parte de la cotidianidad de todos los tucumanos. Desde hace un año, los tucumanos también tienen la posibilidad de acceder a contenidos exclusivos en nuestro sitio LAGACETA.COM

Abel Aguirre: el regalo ideal

Abel, al igual que su esposa, es profesor de educación física, enseña en escuelas y también es el encargado de la materia “Vida en la Naturaleza” en la Facultad de Educación Física. “Soy lector desde hace muchos años, siempre seguí a la sección de deportes, que es mi favorita”, cuenta el profesor que, además, agrega entre risas que es hincha de San Martín y River. Entre los premios que Abel se llevó se encuentra una Smart FitBand para conectar con el celular y así poder tener todos los indicadores cuando él vaya a hacer ejercicio. ¿Qué mejor regalo para él?

María Isabel: un vínculo de toda la vida

María Isabel Viggiani Rocha recuerda nombres, épocas y fechas claves del diario, y las tiene presentes porque su historia personal está muy relacionada. Su tío José Ricardo Rocha paso por la redacción de LA GACETA durante muchos años, incluso fue un fotógrafo del diario y quien le saco las fotos de su primera comunión.

“Desde chica, LA GACETA fue palabra santa en mi casa, las cosas cambiaron y ahora me toca leerla en la versión online”, cuenta María Isabel. Aunque a veces reniega con comentarios o las nuevas formas de escribir, afirma que su fidelidad con el diario es muchísima.

“Lo que más leo son las cartas al director, durante mucho tiempo escribí también”, señala. Actualmente jubilada, se desempeñó como profesora en la Universidad de Ciencias Exactas. Ahora pasa sus días disfrutando de música clásica y placeres varios. María Isabel, no duda, seguirá leyendo el diario con el cual se crió.

José Tartaglia: Con el diario desde su infancia

José calcula que comenzó a leer el diario en el año 1952, si su memoria no le falla. Fue durante esos años que LA GACETA no solo fue sinónimo de información para él, sino también de aprender términos y ortografía, algo que hasta el día de hoy le agradece a nuestro diario.

“Aparte del fútbol, algo que sigo mucho son las editoriales de Federico Diego van Mameren y Álvaro Aurane, son picantes”, se ríe. Pero afirma que las críticas de estos dos periodistas es la realidad de lo que acontece en nuestra provincia, así le gusta definirlo.

Ahora que José es suscriptor digital, cuenta que adaptarse a las nuevas tecnologías no le fue un problema, aunque el diario del viernes no se lo pierde ya que es un fiel participante de Números de Oro.

Luis Cisneros: la alegría de sentirse parte

Oriundo de Yerba Buena Luis Cisneros, de 32 años, disfruta mucho de estar informado al instante. “Lo que más leo son las noticias locales y políticas”, afirma.

Cuando el personal de LA GACETA se presentó en su casa, Luis no podía creer, salió a atenderlo con una sonrisa amplia, feliz de sentirse parte de este diario que lo acompaña en su día a día. Más que nunca, él cree que hay que estar informado, cuenta que se suscribió para poder leer todas las notas sin restricciones.

Edmundo González

A Edmundo le costó un poco más el paso a lo digital, "por suerte siempre que tengo algún problema y se sale mi usuario, llamo al diario y me lo solucionan al instante". De Villa Alem y jubilado, José disfruta todos los días de poder entrar a todas las notas sin restricciones, eso ya forma parte de su rutina.

Seguirá disfrutando de todos los beneficios que, por ser suscriptor, tiene. Él es parte de los más de 12.000 suscriptores activos de LA GACETA.

El diario esta hecho de historias, se debe a sus lectores. Por eso, este acto de agradecimiento no es solo para nuestros cinco primeros suscriptores, sino a quienes día a día nos eligen. Para todos ustedes que forman la gran familia del diario LA GACETA.