Lucas Diarte defiende a San Martín en todas partes - LA GACETA Tucumán

Lucas Diarte defiende a San Martín en todas partes

El lateral espera que la AFA piense en el bien del fútbol y que no pesen más los “amiguismos”.

21 Jun 2020
1

PIDE COHERENCIA. Diarte agiuarda que los dirigentes de AFA revean su decisión y le otorguen el ascenso a San Martín.

En las redes sociales Lucas Diarte muestra la misma cara que se le ve adentro del campo. Es un luchador nato. Así como le peleó al destino y logró dar vuelta la página tras una lesión de ligamentos cruzados hasta transformarse en hombre clave y referente de San Martín, hoy pelea por lo que considera justo.

En las últimas horas, el lateral salió con los tapones de punta. “Que no se enoje el presi…”, tuiteó luego de que los presidentes de la Primera Nacional salieran a apoyar a Claudio Tapia, tras el descargo en el que Roberto Sagra había sacado a la luz los mensajes intimidantes y amedrentadores de Pablo Toviggino. “Claro que sí”, sumado a un emoticón con el bíceps flexionado, replicó el comentario de Gastón Granados, hombre fuerte de Tristán Suárez, que indicaba que estaba con el “Santo”. Y hace pocas horas… ironizó con la noticia de que la AFA acusaba a la dirigencia de San Martín de encabezar un “ataque mediático”: “jajaja… esto ya me da mucha gracia”, remató.

Diarte está a full en las redes. Hace unos días celebró la llegada de Martina, su segunda hija, pero no pierde de vista el objetivo deportivo. “No hay nada más lindo que el nacimiento de un hijo, pero si tomo todo como un conjunto de cosas, creo que la incertidumbre que vivimos opaca un poco un momento de felicidad plena”, cuenta en diálogo telefónico con LG Deportiva.

“Incertidumbre, tristeza, bronca; son algunos de los sentimientos que van a apareciendo cada día. Se extendió mucho todo esto, se hizo largo, eterno, y nosotros necesitamos una respuesta. Acá están en juego nuestro futuro y el del club. Hay momentos en los que intento no pensar, pero es más fuerte”, explica uno de los pocos jugadores que fueron titulares en la campaña y que tienen su continuidad asegurada más allá de fin de mes.

Los dirigentes de la AFA se metieron solos en un brete. Dieron por finalizados los torneos, clasificaron equipos a las copas internacionales, suprimieron los descensos, pero dejaron en suspenso los ascensos. En las últimas horas varios dirigentes del fútbol grande explicaron que el Comité Ejecutivo se apresuró en tomar esa decisión. Claro, si hubieran decretado los ascensos, hoy sólo deberían pensar en la vuelta del fútbol y en el modo de disputa de las próximas temporadas. “AFA dio por finalizados los torneos por lo que San Martín y Atlanta ya deberían estar en Primera división. Yo me llevo bastante por lo que dicen muchos dirigentes del fútbol y está clarísimo que salieron a la luz manejos oscuros. Un dirigente de Tristán Suárez comentó que cuando le dijo al presidente de su categoría que su equipo debía ascender, este le respondió que se iban a enojar otros clubes. Y en la Primera Nacional parece que pesa mucho lo que piensan Defensores de Belgrano, que salió segundo, o Tigre, que ni siquiera entró al reducido. Ya está, no tienen por qué enojarse”, remata.

Diarte intenta alzar su voz y hacerse escuchar. Si pudiera hablar con los dirigentes que manejan el fútbol les diría que sus manejos perjudican a muchas familias. “Les pediría que sean sensatos, que de una vez por todas tomen decisiones para que el fútbol argentino crezca. Acá hay muchos chicos a los que se les termina el contrato el 30 de este mes. La gran mayoría de este plantel y el cuerpo técnico están muy cómodos y conformes en el club, pero lamentablemente no podrán renovar. Las decisiones equivocadas de los que manejan la AFA nos están quitando la posibilidad de jugar en Primera y, a algunos chicos, de asegurarse un año más en este club”, analiza.

Más allá de la incertidumbre y de que las horas pasan, los días corren y nadie toma una decisión al respecto, el lateral no pierde la esperanza. Piensa que primará el sentido común y que el reclamo “santo” llegará a buen puerto. “Tengo fe en que se va a hacer justicia. Cada vez más gente sale a apoyarnos y eso es positivo”, remata Lucas, que ahora juega su partido en las redes. “Me sale de manera espontánea, desde el corazón. Es una manera de desahogarme. No vamos a parar hasta obtener lo que conseguimos en la cancha”, cierra. Que así sea, imploran todos en La Ciudadela.

Comentarios