Liberan al policía federal que mató a dos presuntos ladrones

La Justicia dispuso que, aunque trabaja en Buenos Aires, permanezca en Concepción. En una audiencia, el fiscal de la causa había solicitado la prisión preventiva. Se continuará con la investigación.

16 Jun 2020 Por Luis Duarte
1

PERITAJE. Equipos del ECIF analizan la escena del doble homicidio, un descampado de la “Perla del Sur”.

La Justicia de Concepción dispuso la liberación de Mauro Elías Díaz, de 24 años, el policía federal imputado tras matar a dos jóvenes cuando, presuntamente, intentaban robarle. En una audiencia oral, realizada anoche en los tribunales de esa ciudad, el acusado declaró que había reaccionado para intentar defender su vida y la de su novia.

Según fuentes judiciales, el juez Sergio Altamirano dispuso la libertad del agente de la fuerza de seguridad nacional, teniendo en cuenta que la acusación fiscal era por “exceso de legítima defensa”, un delito excarcelable -contempla una condena de entre uno y cinco años de prisión-. El magistrado determinó otras medidas de limitación, como la de que el uniformado permanezca en la ciudad e informe cualquier cambio de domicilio. Díaz cumple tareas en Buenos Aires.

El fiscal de la causa, Miguel Varela, había solicitado en la audiencia la prisión preventiva de Díaz por un lapso de tiempo breve, al considerar que pudo haber existido exceso de legítima defensa. La intención del funcionario judicial era mantener bajo custodia al agente de la Policía Federal hasta recibir la totalidad de los informes técnicos y científicos que viene realizando el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), entre documentación legal y resultados de los forenses.

Varela, a la vez, no había solicitado la misma medida cautelar respecto la pareja del imputado, quien también había sido detenida luego del hecho.

“Vamos a tratar de incorporar los informes para completar la base científica de la escena del crimen. No hay de momento otros elementos que puedan indicar otro tipo de delito más grave”, informó el fiscal, al salir de la audiencia.


El hecho

El domingo, cerca de las 3.30, Díaz se encontraba junto con su novia en su auto, un VW Gol de color rojo. Habían estacionado en inmediaciones de una cancha de fútbol, ubicada cerca de la ruta 65, entre los barrios Médico y Aconquija. En ese momento, Gustavo David Lizárraga, alias “El Diablo”, de 24 años, y Héctor Alejandro Moreno, de 21, abordaron al agente y a la mujer para intentar roberles.

De acuerdo con los datos de la causa, los agresores rompieron el vidrio de la ventanilla del lado del chofer y les exigieron que entregaran las pertenencias. Apuntaban con algo similar a un arma. Ante ello, el policía efectuó varios disparos contra los atacantes. Uno de los cuerpos quedó colgando en la ventanilla, con medio cuerpo dentro del auto; y el otro se desplomó en el pasto. El fiscal Regional, Mariano Fernández, confirmó que el elemento que habían exhibido uno de los supuestos ladrones era un hierro con forma de revolver.

Lizárraga, con domicilio en el barrio Primero de Mayo, tenía antecedentes policiales y judiciales. En 2012, cuando tenía 17 años, afrontó una causa por robo agravado. En 2013 fue procesado por robo en grado de tentativa; mientras que en 2014 fue imputado de amenaza de muerte. En 2015 había sido acusado por el hurto de una moto; y en 2019, por lesiones agravadas. Además, reportaba 20 contravenciones policiales. Moreno no registraba antecedentes.

Temas

Inseguridad
Comentarios