El frío llegó para quedarse, pero los casos de dengue continúan en Tucumán

Si bien sólo hubo 48 infectados en las últimas horas, desde el Siprosa continúan con los operativos de prevención.

09 Jun 2020
1

FUMIGACIÓN. Se considera clave la limpieza de los espacios verdes para combatir el mosquito transmisor del dengue. ARCHIVO

El frío llegó, pero los casos de dengue continúan apareciendo en Tucumán, aunque la cifra de infectados este mes es mucho menor a la que se registró en mayo, cuando el brote llegó a su pico histórico. Esta mañana, el Ministerio de Salud de la Provincia informó que hasta la fecha se confirmaron 6.122 casos de dengue, de los cuales 6.113 son autóctonos y 9 importados. Solamente fueron 48 infectados en las últimas horas.

Y si bien el frío puso un freno a los contagios, hay un dato que llama la atención de los biólogos y epidemiólogos: se amplió la temporada de incidencia de la patología. Es la primera vez que un brote de la enfermedad se extiende hasta mediados de año.

No sólo eso: la epidemia se extendió más en el mapa provincial: llegó a 14 de los 17 departamentos. Se detectaron casos de dengue en todas las ciudades del área metropolitana (Alderetes, Tafí Viejo, Yerba Buena, Banda del Río Salí y la capital) y hubo brotes importantes en localidades del interior como Benjamín Paz, Taco Ralo y Lules. Sólo Tafí del Valle, La Cocha y Graneros se salvaron de la enfermedad.

Es por eso que, pese a la disminución , los equipos de salud continúan la labor de educación para la población con el objetivo de que se encuentren atentos ante los síntomas que pueden aparecer, para así abordarlos de forma oportuna.

El Ministerio de Salud Pública solicita la colaboración de todos los ciudadanos para eliminar los criaderos de mosquitos, evitar acumular agua estancada, mantener limpios los patios y jardines, renovar el agua de floreros y bebederos y eliminar objetos en desuso que puedan acumular agua: Sin mosquito, no hay dengue.

Recomendaciones

• Eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua (como latas, botellas, neumáticos).

• Dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior y pueden acumular agua cuando llueve (baldes, palanganas, tambores).

• Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa, cada 3 días. Recordar frotar las paredes de los recipientes con una esponja a fin de desprender los huevos de mosquito que puedan estar adheridos.

• Rellenar los floreros y portamacetas con arena húmeda.

• Mantener los patios limpios y ordenados y los jardines desmalezados.

• Limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos.

• Tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.

También es importante prevenir la picadura del mosquito:

• Usando siempre repelentes siguiendo cuidadosamente las recomendaciones del envase.

• Utilizando ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre.

• Colocando mosquiteros en puertas y ventanas, y cuando sea posible usar ventiladores o aire acondicionado en las habitaciones.

• Protegiendo cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras.

• Utilizando repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Si presenta síntomas como fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular y de huesos, realizar la consulta en el centro sanitario más cercano o comuníquese con nuestra línea de Vigilancia Epidemiológica: 0800-555 8478.

Comentarios