El limón inicia su travesía con destino a China

Los citricultores preparan el primer embarque que demandará, al menos, un mes y medio de viaje, en cámara de frío. Meoni llega a Tucumán para supervisar obras para la logística productiva.

07 Jun 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

PROCESO DE SELECCIÓN. Los limones tucumanos serán puestos en cámaras de frío para conservar su calidad y sus propiedades. LA GACETA / Foto Juan Pablo Sanchez Noli ARCHIVO

Un mes y medio de viaje en buque para conquistar, en contraestación, a un mercado de unos 1.400 millones de potenciales clientes. Eso es China para el limón tucumano, para la fruta fresca que, próximamente, se embarcará para cruzar hacia el otro extremo del planeta. La Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa) confirmó ayer que las empresas citrícolas ya están trabajando para organizar el primer embarque de fruta fresca con destino a China, en un volumen que será simbólico -por lo avanzado de la cosecha-, pero que, sin embargo, servirá para reajustar toda la logística que implica el traslado, confirmó ayer a LA GACETA el titular de la entidad, Pablo Padilla.

En diciembre pasado, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y la Administración General de la Aduana de China (GACC) firmaron el Protocolo Fitosanitario que abrió el mercado de China para los limones argentinos, después de más de 20 años de complejas negociaciones técnicas. Este protocolo actualizó el que venía rigiendo desde 2004 para cítricos dulces (naranjas, mandarinas y pomelos), incorporando a los limones frescos, los cuales habían sido excluidos en su momento por falta de acuerdo entre las partes respecto a exigencias de certificación exigidas por la parte china.

Esta semana la GACC publicó en su página web las fincas y empaques de Argentina que están habilitadas para exportar en la campaña 2020. Las empresas asociadas a ACNOA están trabajando en la preparación de los primeros envíos de limones del NOA a China durante la presente campaña.

La logística es compleja y el tiempo de traslado dependerá de la compañía naviera que lo haga. Para que el limón tucumano llegue en óptimas condiciones de calidad, la fruta debe ser transportadas en cámaras de frío entre 2,4 a 3,2 grados centígrados, con el fin de que no sea afectada por larvas ni la mosca del citrus.

“Cumplimos con toda la documentación requerida y los criterios sanitarios solicitados. Esto es un gran logro; hoy podemos decir que el limón tucumano puede salir a conquistar un mercado de más de 1.300 millones de personas”, indicó el gobernador Juan Manzur. Acotó que esto redundará en más inversión y generación de puestos de trabajo, “sobre todo en un período muy difícil de pandemia del coronavirus”.

El mandatario anunció que entre el jueves y viernes llegará a Tucumán el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, con el fin de supervisar las obras que se desarrollan en ramales ferroviarios y caminos para el traslado de la producción tucumana que se comercializa en el mercado interno y la que se exporta.

Prueba piloto

El presidente de Acnoa puntualizó que se están preparando contenedores de prueba para verificar el tratamiento en cámara de frío de la fruta fresca. “Esta es una apuesta a futuro, porque pensamos que llevará algunos años posicionarnos en el mercado asiático. Esto servirá para comenzar a relacionarnos comercialmente”, sostuvo Padilla. De acuerdo con las estimaciones de la actividad, para esta temporada se prevé un embarque de contenedores que podrían llevar fruta fresca en un volumen estimado en 200 toneladas. El sector citrícola está consolidando su comercialización con otros mercados, para no ser altamente dependiente del mercado europeo. Por caso, el año pasado se exportaron 20.000 toneladas a los Estados Unidos. Padilla agregó que también se están vendiendo limones a Brasil y a México. “En el caso de China, hay una cultura del limón interesante y nosotros estamos llevando una producción contraestación, ya que ese país también produce”, señaló el titular de Acnoa. La comercialización, sin embargo, ya existe con el mercado asiático a través e jugos concentrados y de aceite. “Lo importante es seguir diversificando los mercados”, afirmó Padilla.

Según Acnoa, “la apertura de China es de gran importancia estratégica por su dimensión y potencial. El sector citrícola tiene el desafío de redoblar sus esfuerzos de promoción comercial para posicionarse como proveedores desde el hemisferio Sur y en contraestación de un producto de alta calidad en sociedades que están comenzando a conocer las virtudes del limón amarillo y a incorporarlo poco a poco en su dieta”.

La actual temporada citrícola viene precedida de ciertos inconvenientes. Hace algunos meses, la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (Eeaoc) había proyectado una merma de cosecha que rondaría un 30%. Los productores consideraron que el volumen de fruta fresca podría rozar las 235.000 toneladas.

Durante el otoño del año pasado, la cosecha se demoró en un período mayor a lo agronómicamente recomendable por efecto de las lluvias. Eso afectó la producción. Posteriormente, en el período septiembre-diciembre de 2019, las precipitaciones fueron inferiores al promedio y, con elevadas temperaturas, las plantaciones padecieron los efectos negativos en un período de floración. Este año, se aceleró la cosecha por efecto de la pandemia del coronavirus, con el fin de enviar la fruta fresca a destinos tradicionales como los países de la Unión Europea, muy afectados por la covid-19.

“Dado el avance de la cosecha y por distintas razones de orden climático, este año vamos a tener una merma importante del orden de las 400.000 toneladas. De cualquier manera, China es un paso importante para captar más mercados, sobre todo en un período signado por las restricciones que impuso la pandemia del coronavirus”, expresó el ministro de Desarrollo Productivo, Juan Luis Fernández.

Comentarios