Cine argentino: la violencia nace en una fiesta

Jazmín Stuart protagoniza un thriller que se inicia en la víspera de una boda y tiene un giro inesperado.

04 Jun 2020
1

JAZMIN STUART. Una novia llena de dudas en la víspera de su casamiento.

Un potente thriller, atravesado por los dilemas morales y la violencia machista, llega a las pantallas televisivas. “La fiesta silenciosa” se estrenará hoy a las 22 en Cine.ar TV y a partir de mañana permanecerá en la plataforma Cine.ar Play durante una semana.

Dirigida por Diego Fried y codirigida por Federico Finkielstain y protagonizada por Jazmín Stuart, Gerardo Romano, Esteban Bigliardi y Gastón Cocchiarale, la película desarrolla los planes de una boda, que cambiarán rotundamente con un inesperado hecho de violencia y otros acontecimientos que darán un giro a la historia.

Stuart interpreta a Laura, una mujer que viaja junto a su novio Daniel (Bigliardi) a la casa de campo de su padre (Romano), un abogado exitoso y absorbente. Al día siguiente van a celebrar su boda en ese caserón con un amplio parque, pero Laura no parece muy entusiasmada.

Esa noche comienza a caminar por el country y se mete en una “fiesta silenciosa” en el jardín de una casa vecina. Todos escuchan la música con auriculares pero bailan juntos. No se quiere quedar pero un joven le insiste. Saldrá transformada de ese lugar de una manera dolorosa, que la llevará a tomar decisiones extremas. Y la película se transformará en una espiral de violencia.

“Me parecía interesante que la protagonista sea una mujer de 40 años que se está por casar. Ya eso me parece raro y también el hecho de que está incómoda con esa decisión. Hay algo que le resulta disonante de la decisión”, explicó la actriz en una entrevista.

“Después, el triángulo que se genera con su padre, que es sobreprotector, seductor y que, al mismo tiempo, es vehemente, omnipotente, por momentos agresivo con ella, y con el novio. Y del otro lado, el novio que es un personaje frágil, blando”, detalló.

Su personaje es una mujer que sale libre por un rato. “Después es como si la vida la castigara por darse un rato de libertad. Me parecía interesante eso y cómo ella decide hacer uso de la violencia y cómo sus propios hombres, los de su familia, que no dejan que ella la ejerza porque, de alguna manera, la violencia es patrimonio de los hombres y no de las mujeres”, reflexionó.

Stuart, que además es guionista y directora, interviene como protagonista del filme pero también influyó con su opinión en las reescrituras del guión, dándole una visión más feminista que la de la versión original. “La película estaba más anclada en la fórmula del thriller, pero había algo que todavía no estaba anclado en la mirada de Laura -contó-. Era como una mirada más omnipresente. Y con las reescrituras eso fue modificándose y también con muchas charlas que tuvimos con Diego de cosas que yo observaba desde mi lugar de mujer y también con el correr de los años desde mi lugar del feminismo”.

Comentarios