Los expertos temen que se sufra dengue todos los años

Médicos de todo el NOA y del país buscan comprender por qué es tan grave lo que ocurrió este verano con la enfermedad que transmite el Aedes aegyti.

02 Jun 2020 Por Lucía Lozano

Hospitales y sanatorios llenos de camas con tules. Pacientes graves. Muertes. Presentaciones clínicas atípicas en personas recuperadas de la enfermedad. La epidemia de dengue ha dejado asombrado a más de un médico este año. Mientras siguen aumentando los casos, se detectan cada vez más secuelas. La inquietud la comparten los profesionales de todo el NOA y del país y, por ello, el fin de semana hicieron un seminario por videoconferencia del que participaron infectólogos de Buenos Aires, Tucumán, Salta y Jujuy.

Todos coincidieron en que estamos ante la peor epidemia de dengue y que, por tratarse de una enfermedad desatendida, en poco tiempo la podríamos padecer todos los años. “Todo esto nos pone en alerta de que algo no hicimos bien. Si no logramos concientizar a las autoridades y a la comunidad, afrontaremos este riesgo cada año, en menor o mayor medida, durante los siete meses en que se dan las condiciones bioclimatológicas para que haya transmisión de la patología. Tendremos que redefinirla como enfermedad endemo-epidemiológica”, planteó Tomás Orduna, médico infectólogo, jefe del servicio de patologías regionales y medicina tropical del Hospital Muñiz.

Orduna lamentó que la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti haya quedado oculta por la pandemia de covid 19. “No puede ser que los equipos de asistencia no hayan sido conscientes de lo que estaba pasando. El dengue mata poco, pero lo hace y por lo tanto hay que respetarlo”, reclamó. Luego, dijo que los números actuales dejan en claro que las epidemias de dengue quiebran los sistemas de salud y las sociedades.

Las provincias del NOA son actualmente las que están en rojo. “El dengue nos sobrepasó. Tuvimos salas repletas de internados con esta enfermedad. Nunca había visto algo así”, confesó el infectólogo del hospital Padilla, Juan Manuel Núñez. En nuestra provincia, la gran mayoría de los pacientes internados sufrió hepatitis por dengue, lo cual es alarmante. Algo similar manifestó Marcelo Quipildor, jefe de Epidemiología del hospital de Orán. En esa localidad también atendieron muchos casos graves. Además, según un estudio que realizaron, el 93% de los pacientes quedó con secuelas varias semanas después de haber padecido la enfermedad. La mayoría presentó fatiga. En Jujuy hay casos de pacientes que sufrieron recaídas hasta un mes después de superada la enfermedad: manifestaron dolores articulares severos y brotes en la piel.

UN PELIGRO. El agua de floreros debe ser cambiada a diario para evitar las larvas del mosquito.

Otra situación que llama la atención a los profesionales es la aparición de posibles casos de reinfección por el mismo serotipo de la patología. Hasta ahora, lo que se sabe (o se sabía) con certeza es que la enfermedad tiene cuatro serotipos. Cada serotipo, a su vez, posee variantes, que son los genotipos. Se supone que la infección por un serotipo confiere una inmunidad de por vida contra este serotipo pero no para los otros tres restantes.

Reinfecciones

La duda es si, con el tiempo esa protección se puede perder. Alejandra Morales, bioquímica del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas Dr. Julio Maiztegui, fue la encargada de dar una respuesta: “hay un estudio hecho en Nicaragua donde se ha documentado la reinfección con el mismo serotipo. No son muchos casos, pero los hay. Día a día estamos derribando cada vez más lo establecido sobre esta enfermedad. Tememos que tener abierta la posibilidad de que eso puede ocurrir. Dentro de los serotipos hay variantes genotípicas; no sabemos bien cómo juega todo eso en la respuesta inmune de la persona”.

BOCA ABAJO. Así deben estar todos los recipientes que puedan acumular agua, donde desovan los mosquitos.

A Morales los médicos también le preguntaron si la aparición de más casos graves de dengue este año estaría relacionada con la circulación de un nuevo genotipo. “Venimos haciendo un seguimiento de este virus hace muchos años y ya tenemos algunos resultados preliminares de 2020. Dentro del serotipo DEN 1, que es el de mayor circulación, estamos ante la presencia del mismo genotipo de siempre, el 5. Es decir que no hay variantes que expliquen esta situación. Claro que dentro del genotipo también podemos diferenciar minivariantes. El panorama es bien complicado, pero según los estudios parecería ser que las formas graves que se están viendo y los casos fatales no tienen relación directa con el riesgo de infección previa de dengue. Tal vez hay otros factores que se están sumando a la complejidad de esta patología y que hayan influido; por ejemplo, un sistema de salud con mucha atención puesta en coronavirus o pacientes que se resisten a ir al médico o llegan con un cuadro clínico muy avanzado”, evalúa.

A propósito de este punto, Orduna recordó que para salvar la vida de un paciente con dengue es crucial ir siempre delante de la enfermedad, atajando los posibles cuadros graves. El experto, además, dio detalles sobre la vacuna y dijo que en estos momentos se está estudiando una autorización para su uso solamente en caso de que la persona haya tenido la patología.

Del encuentro virtual, organizado por el Consejo Médico de Jujuy, participaron también los infectólogos Mariana Ceriotto y Gustavo Echenique. Todos los expertos coincidieron en que este año no se hizo una denuncia epidemiológica adecuada de los casos y que también eso ha sido perjudicial para el control de la epidemia. Finalmente, insistieron en la necesidad de intensificar los trabajos para que la comunidad se involucre y elimine los criaderos del mosquito Aedes aegypti, hasta ahora la medida que más nos puede ayudar a disminuir los casos de dengue.

Epidemia en Tucumán: cerca de los 6.000 casos

La curva de casos de personas infectadas por dengue sigue en ascenso en Tucumán. En el último fin de semana se confirmaron 344 nuevos contagiados y la cifra total de afectados es de 5.925. Tucumán es una de las provincias del NOA con más casos registrados. La capital sigue a la cabeza de las localidad con mayor tasa de infectados. Le siguen Tafí Viejo (Las Talitas), Lules, Yerba Buena, Alberdi, Simoca, Cruz Alta y Leales. Para prevenir la enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti hay que sacar todos los recipientes que puedan acumular agua, usar repelente y tapar los contenedores. Consultar al médico ante los síntomas: fiebre alta, dolor de cabeza y dolor en las articulaciones, malestar abdominal, vómitos y hemorragias.

Experiencia en el hospital Padilla

- 101 pacientes con dengue se internaron en el hospital Padilla.

- 33 años tienen en promedio los infectados.

- 66% de los afectados con cuadros graves es mujer.

- 56% presenta patologías hepáticas por dengue.

- 44% tuvo manifestaciones hemorrágicas de la enfermedad.

Temas

Dengue
Comentarios