En menos de una semana, cuatro trabajadores fueron atacados en San Cayetano

Empleados de la empresa 9 de Julio fueron sorprendidos por agresores antes de ingresar a las oficinas.

01 Jun 2020
2

ARCHIVO

Cuatro empleados de la empresa 9 de Julio fueron atacados en tres ocasiones diferentes cuando se dirigían a trabajar. Las agresiones ocurrieron en menos de una semana, en la rotonda de San Cayetano. 

Los ataques tienen características similares: ocurren durante la madrugada, a la hora que los empleados ingresan a la empresa, mientras circulan en sus vehículos particulares.

No es algo nuevo, pero con la cuarentena había mermado. Después de semanas de aislamiento, el primer ataque de este tipo volvió a ocurrir a principios de la semana pasada. Fue a un empleado que se desempeña como chofer y que llegaba en moto a la oficina. En la rotonda, lo atacaron con una piedra y le produjeron fisuras y el hundimiento de un pómulo. 

Días después, dos recolectores que llegaban a la empresa en la madrugada, fueron atacados con la misma modalidad. Como circulaban en auto, los daños solo fueron materiales.

Y el tercer ataque se produjo hoy, a las 5.30, cuando Rolando Díaz viajaba en su moto. Recibió una piedra en la cabeza que le provocó un corte en la cara y le dañó el ojo. 

Familiares de las víctimas y personal de la empresa denunció estas situaciones en la Policía, pero nada detiene a los delincuentes. "Vienen los móviles un día o dos y después desaparecen y volvemos a lo mismo", dijeron a LA GACETA fuentes cercanas a la compañía de recolección de residuos. 

Temas

Inseguridad
Comentarios