El tapaboca, que nos permite cuidar la salud, puede causar irritación en la piel.

Una dermatóloga de la Mayo Clinic da pautas para proteger las zonas sensibles del rostro.

31 May 2020
1

CUIDADOS. El barbijo debe ajustarse a la cara, y eso produce fricción. la gaceta / foto de Analía Jaramillo

La pandemia de covid-19 lleva a usar tapaboca, y su uso correcto implica que cubra desde el puente de la nariz hasta debajo del mentón, sin dejar espacios, lo que implica que se ajuste a la cara. Es la mejor manera de proteger a otros en caso de que estemos infectados y no lo sepamos. Pero puede generar irritación en la piel de la cara, destaca Dawn Davis, dermatóloga de Mayo Clinic, organización de Estados Unidos sin ánimo de lucro dedicada a la investigación y la innovación en la práctica clínica.

“Los tapabocas deben estar apretados, lo cual tiene un buen fin, y una forma de garantizarlo es cambiar las tirillas de elástico cuando se desgasten”, destaca. Pero advierte que el hecho de que sean necesarios no impide que la fricción cause irritación en el puente nasal, detrás de las orejas y quizás debajo de la barbilla, y pueda dañar la piel.

Para cuidarla, Davis recomienda óxido de zinc. “Es el químico hipoalergénico blanco que se encuentra en la loción sin perfume que se utiliza para la dermatitis por el uso del pañal. Tiene propiedades antiinflamatorias muy buenas y sirve como barrera para la fricción sin afectar o disminuir la eficacia del tapabocas”, destaca la especialista, y recomienda como primer paso, para las personas con piel sensible, una loción hidratante hipoalergénica facial.

“Luego de lavar y secar el rostro, aplique una capa gruesa de la loción -aconseja-. Luego, moje un paño en una solución de vinagre blanco (una cucharadita en un vaso chico con agua tibia) y colóquelo en las zonas irritadas del rostro unos 15 minutos”. Recomienda hacerlo dos o tres veces diarias.

Complicaciones

Los problemas de piel en el rostro y el cuello no están relacionados con covid-19 pero pueden exacerbarse por la fricción del tapaboca y el sudor. Los ejemplos incluyen acné, rosácea y psoriasis.

Además, de hacer hincapié en la importancia de lavar después de cada uso los tapabocas de algodón, Davis recomienda:

• Lavarse el rostro de forma delicada con agua y jabón, dos veces al día.

• Seguir estrictamente indicaciones sobre medicación.

• Consultar si aparece un nuevo sarpullido, o si la condición actual de la piel cambia de apariencia o no responde al tratamiento.

Temas

Coronavirus
Comentarios