El pedido de juicio político contra Manzur y Jaldo, archivado

El presidente de la comisión de Juicio Político de la Legislatura, Zacarías Khoder, explicó que no se reunieron las pruebas suficientes como para correr traslado.

30 May 2020
1

EL DÍA DEL ASADO. Las autoridades provinciales recorren el hospital modular que se levanta en Banda del Río Salí. FOTO TOMADA DE TWITTER / OSVALDO JALDO

El requerimiento de juicio político impulsado por el PRO-Tucumán por la reunión de autoridades provinciales en Banda del Río Salí terminó archivado, por unanimidad. 

El presidente de la comisión de Juicio Político de la Legislatura, Zacarías Khoder, explicó que no se reunieron las pruebas suficientes como para correr traslado. 

“Si bien es una noticia periodística, no se han reunido todas las pruebas que la comisión entiende que deben estar para llevar adelante un juicio político”, explicó en rueda de prensa. 

En base a una columna del periodista Federico Türpe, de LA GACETA, el macrismo había hecho el pedido contra el gobernador, Juan Manzur; el titular de la Legislatura, Osvaldo Jaldo; y el vocal de la Corte, Daniel Leiva por supuestamente incumplir con el decreto presidencial que dispone el aislamiento social preventivo y obligatorio.

¿Y en el Concejo?

Veredas inclusivas en el centro

El Concejo Deliberante de San Miguel de Tucumán sancionó una ordenanza para crear un programa de veredas inclusivas. El objetivo de la iniciativa, promovida por el radical Agustín Romano Norri, es avanzar con la utilización de baldosas guías o podotáctiles para mejorar la experiencia en la ciudad para personas con discapacidad motriz y visual. 

En una primera etapa, se fija un plazo de 18 meses desde la reglamentación (un año y medio) para cumplir con la norma, que debe aplicarse dentro del cuadrante entre las calles Santiago, General Paz, Salta-Jujuy y Monteagudo-Entre Ríos. 

“El Departamento Ejecutivo dispondrá la autoridad de aplicación y la facultará para notificar y sancionar a los frentistas en caso de uso indebido del espacio público y dispondrá la remoción de obstáculos que impidan cumplir con el cometido de la ordenanza”, establece el artículo 5. “Con esta ordenanza se considera como un espacio verdaderamente público, favoreciendo el tránsito de peatones. No es sólo para ayudar a personas con nula o baja visibilidad, sino para cualquier persona para que las veredas sean seguras y mejores para el transitar. Se democratiza y universaliza el espacio, porque también se quita mobiliario urbano que dificulta la transitabilidad”, comentó Romano Norri. 

El bussista Ramiro Ortega destacó la normativa, que se aprobó por unanimidad: “representa un avance en materia de inclusión, lo presentó en la gestión anterior Agustín y también hay un proyecto similar de Fuerza Republicana. Todos saben que ser peatón es cada vez más difícil”.

Comentarios