Rojkés responsabilizó a Macri por el espionaje ilegal del que fue víctima

La ex legisladora figura en un listado de más de 80 políticos y periodistas que habrían sido espiados.

26 May 2020
1

CARGO PÚBLICO. El espionaje ilegal sobre Silvia Rojkés se habría producido durante el tiempo en que se desempeñaba como legisladora en la provincia. LA GACETA / ARCHIVO.

La ex legisladora Silvia Rojkés cargó fuerte contra el Gobierno de Mauricio Macri, por considerarlo responsable del espionaje ilegal del que fue víctima, junto con otros más de 80 políticos y periodistas.

La denuncia fue presentada hoy por la titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), Cristina Caamaño. El caso habría salido a la luz, a partir del hallazgo de un pendrive mal borrado. "Imaginate cuántos diigentes más habrán sido espiados, que aún no conocemos. Esto empezó en 2016, al poco tiempo que asumen ellos", añadió la ex ministra de Educación, en referencia a la gestión de Cambiemos.

Entre los que aparecen en el listado de espiados figuran, además, de Rojkés, la actual vicegobernadora de Buenos Aires, Verónica Magario; el ex ministro de Trabajo Carlos Tomada; la ex titular de la Oficina Anticorrupción durante el macrismo, Laura Alonso; el dirigente radical Ernesto Sanz y el periodista Luis Majul.

"Desde la mañana que estoy al tanto de esto; y ya me contacté con abogados de Buenos Aires. Estoy esperando que me llegue la denuncia; veremos de qué se trata", dijo Rojkés.

LA GACETA le consultó sobre la posibilidad de que ella haya sido objeto de espionaje, como medio para acceder a información de su hermana, la ex senadora Beatriz Rojkés -otrora tercera en la línea de sucesión del Gobierno del país- o de su cuñado, el actual senador y ex gobernador José Alperovich. Pero la ex legisladora optó por una respuesta más abarcativa. "Más allá de si me querían espiar a mí o a otros, lo grave es que se lo propiciaba, se lo promovía desde el propio Estado: se destinó un presupuesto para sostener todo este aparato de ilegalidad total", acusó la ex legisladora.

E inmediatamente volvió a cargar contra Macri. "Esto no es un tema nuevo para el expresidente. También están todas las denuncias que tuvo, por cómo espiaban a los mismos familiares de las víctimas de la AMIA durante su gestión como cabeza principal del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Evidentemente en él es una práctica común la de investigar ilegalmente. Y hay que ver qué hacian con todos esos datos", aseveró.

Rojkés recordó que cuando se produjo el espionaje ilegal ella ocupaba el cargo de legisladora en Tucumán. "Implica que tenían acceso a nuestra información, a nuestros correos. Y en la total ilegalidad. Es preocupante cuando un Gobierno actúa desde la ilegalidad; me recuerda al terrorismo de Estado, a la dictadura cívico militar", cuestionó. Y relacionó este hecho con las escuchas ilegales de diálogos de la vicepresidenta, Cristina Fernández, con sus colaboradores: "muestra que tenían la escucha ilegal como forma de actuar".

Además de los nombrados, también habrían sido espiados, entre otros, Rodolfo Tailhade, Marcos Harguinteguy, Martín Sabatella, Leonardo  Sabatella, Hugo Matzkin, Andrea Gabriela Vaca Narvaja, Ricardo Forster, Guillermo Mostol, María Lara Carvajal, Lucila Puyol Garategui, Gabriela Cerruti, Nicolás Massot, Ofelia Cedola, Héctor Dáer, Mario Negri, Omar  Perotti, Ángel Rozas, Alberto Weretilneck, Gerardo Aranguren, Nicolás Canosa, Elizabeth Gómez Alcorta, Guillermo Mostol, la comisaría 3ra de Avellaneda, la Policía  Bonaerense, la Policía de Lanús y la Policía Científica.

"Cuando un Gobierno actúa desde la ilegalidad siempre debemos preocuparnos. Sea del signo que sea. No podemos aceptar eso, bajo ningún punto de vista", puntualizó Rojkés.

Comentarios