Leito: “el fútbol debe ser manejado por directivos"

El presidente de Atlético, vicepresidente tercero de la flamante Liga Profesional, explica como llegó a ese puesto, cuánto tiene que ver el trabajo que hace en su club y las diferencias con la ya vieja Superliga.

26 May 2020 Por Nicolás Iriarte

En agosto de 2017, la Superliga llegó a nuestro país para separar los tantos y modificar el rumbo de la organización del fútbol. No se trataba de un mero nombre para el torneo sino de un cambio estructural, de base. En resumidas cuentas, la AFA ya no se encargaría de regular el torneo de Primera como lo hizo desde su fundación. La Superliga Argentina de Fútbol era una empresa a cargo de Mariano Elizondo, que tomaría ese rol y organizaría el torneo de Primera, su televisación y la distribución de esas ganancias. Los clubes seguían perteneciendo a la AFA pero en ese momento se agruparían bajo esta nueva forma y respondían a ella. La entidad de calle Viamonte en Buenos Aires, se encargaría solo de los torneos de ascenso y todo lo relativo a las Selecciones.

Pocos meses antes de ese enorme cambio, Mario Leito había encabezado la batalla dirigencial más fuerte de sus ya más de 10 años en Atlético. La pelea ante Independiente por la sexta plaza que otorgaba la Copa Libertadores 2017 representó varios aciertos políticos de su parte y terminó dándole una histórica clasificación. Atlético se había ganado en cancha la posibilidad de participar del torneo más importante a nivel clubes del continente (el segundo más importante a nivel mundial) y cuando fue puesto en duda, sus dirigentes lo confirmaron. Quizás por eso, Leito entró en consideración para la nueva conducción en ese entonces. Quizás por lo que siguió haciendo en los años siguientes, él, su dirigencia y el equipo, vuelven a ser tenidos en cuenta ahora mismo para ocupar cargos importantes en Liga Profesional de Fútbol. El nuevo ente que regirá el torneo de Primera, que ya no estará alejado de AFA y que viene a reemplazar la Superliga, tendrá a Leito como vicepresidente tercero, por debajo de Marcelo Tinelli, que ejercerá la presidencia.

EN 2018. Tapia y Leito, en el Peñarol 3-Atlético 1, con Wilmar Valdez y Jorge Barrera, presidentes de la AUF y el “Carbonero”.

Leito y Atlético fueron designados como uno de siete miembros que comandarían la Superliga en el 2017. Arriba de todos estaba Elizondo y abajo, los representantes de los cinco grandes, Defensa y Justicia y Atlético. Nadie más. “Voy a representar el fútbol del interior”, dijo en su momento Leito. En ese mismo año, Claudio Tapia fue elegido como nuevo presidente de una AFA alejada del fútbol de Primera y con la que acumularía diferencias a lo largo de estos años. De hecho, la relación entre “Chiqui” y Leito no siempre fue la mejor pero aun así, en la nueva realidad de nuestro fútbol, con la AFA involucrada en el torneo de Primera y con Tapia reelecto hasta 2025, sigue habiendo lugar para Leito y para Atlético.

- ¿Cómo llega su designación como vicepresidente de la Liga Profesional?

- Llega cuando se toma la decisión de volver a la AFA. No estuve en muchas de las reuniones que mantuvieron los dirigentes porque la Superliga seguía existiendo pero desde adentro me decían: “hay que volver, Mario”. No creía que era la posición correcta pero Sergio me insistía y me lo plantearon concretamente. Además se iban sumando dirigentes. “¿Pero mirá que mi relación con ‘Chiqui’ Tapia no es de las mejores, no?”, bromeaba. No hubo problema. Días más tarde me reuní con los dirigentes y me decían que tenía que ser el vice. Luego hubo otra reunión en AFA, en la que estaban todos, Jorge Ameal, Rodolfo D’Onofrio, etcétera. Después de la reunión Tapia me dice que iba a ir de vicepresidente. Luego llegó la cuarentena y todas las reuniones fueron por teléfono.

- ¿Qué cree que ven en usted o en Atlético para seguir teniéndolos en cuenta, aun con este cambio de mando?

- A Atlético lo ven como un club ordenado, saneado económicamente y que compite. Juega copas internacionales y no tiene conflictos, problemas de incumplimiento de salarios, por ejemplo. En mi caso creo que simplemente soy una persona leal a la hora de jugar. No esquivo las cosas a la hora de hablar. Ganemos o perdamos, a mí me gusta estar ahí, presente.


- ¿Estas cosas realmente influyen?

- Sí. Nosotros podemos mostrar gestión. También tenemos coherencia. No estamos cambiando todo el tiempo de técnico y eso es algo que están viendo. Incluso cuando hay diferencias. Yo trato de ayudar con mi propia forma de ser. Muchas veces los adversarios, por llamarlos de alguna manera, también valoran las convicciones que podemos tener nosotros, o la firmeza.

- ¿Cómo es su relación con “ Chiqui” Tapia hoy?

- La relación es de mucho respeto, más allá de las diferencias políticas que pudimos tener en AFA. La otra vez dijimos que vamos a apoyarlos y así va a ser. Dios quiera que la relación siga siendo buena.

- ¿Por qué cree que termina fracasando la Superliga?

- El declive vino cuando comenzamos a desobedecer nuestras propias normativas. En un momento se modificó el reglamento para no hacer quita de puntos (NdlR: el año pasado, el Tribunal de Apelaciones de la Superliga les quitó las sanciones que ya tenían San Lorenzo y Huracán por incumplimiento contractual). Ahí hubo un quiebre. Después los clubes que peleaban el descenso tuvieron pie para que también pidan ese tipo de cosas. Cuando modificás por segunda vez empieza un vale todo y ahí se aprovechó para terminar con la Superliga.

- ¿Cree que esto es lo mejor para el fútbol argentino?

- En estos momentos, sí. Esta vuelta a la AFA es lo mejor. El fútbol debe ser manejado por los directivos. En la Superliga había empresarios y no necesariamente vivieron lo que vivimos nosotros. Marcelo (Tinelli), aun con su veta empresarial, es un dirigente, un gran dirigente que estuvo mucho tiempo en San Lorenzo y sabe lo que es dirigir un club.


Corazón "Decano"

Las otras autoridades en la Liga Profesional

Marcelo Tinelli será el presidente de la Liga. El consejo directivo estará conformado por Rodolfo D’Onofrio (presidente de River), Jorge Amor Ameal (Boca), Hugo Moyano (Independiente) y Víctor Blanco (Racing). El vicepresidente primero será Cristian Malaspina (Argentinos), el segundo Hernán Arboleya (Lanús), el secretario Sergio Rapisarda (Vélez) y el prosecretario Gabriel Pellegrino (Estudiantes de La Plata).


El primer pedido de Leito como vicepresidente

Quizás la primera movida de Mario Leito en su cargo, tenga que ver con la representación de los clubes justamente en AFA “Antes de la Superliga, el Comité Ejecutivo tenía la participación con voz y voto de todos los clubes de Primera con cada uno de sus presidentes. Cuando viene la Superliga, ese Comité pierde cierto valor pues ya no regulaba el torneo. Los representantes en la Superliga éramos los cinco grandes, Atlético y Defensa, no todos los clubes tenían representación. Ahora que volvimos, creo que debería volver a ser así. Con todos los clubes representados”, aseguró. En ese sentido, los presidentes del resto de los clubes que no están en el consejo directivo, podría ser vocales para tener la representación de la que se habla.


La primera temporada, de enero a diciembre

La primera temporada de la Liga Profesional se jugará de enero a diciembre de 2021. Lo que aún no se sabe es si será un torneo largo o dos cortos, algo que seduce a la gran mayoría.

Comentarios