“El coronavirus nos agarró por sorpresa”

Félix fue el tucumano número 41 en dar positivo para covid-19 y anoche contó su experiencia, sus sensaciones y su aprendizaje.

21 May 2020

Félix de la Peña tiene 21 años, regresó de Estados Unidos el pasado 2 de mayo y, a pesar de no tener ningún síntoma, dio positivo para covid-19, al igual que uno de los amigos con los que viajó. Ambos se encuentran en buen estado de salud y anoche en el programa “Panorama Tucumano” contaron la experiencia de tener coronavirus.

-¿Cómo es tener la enfermedad covid-19?

-Ahora estoy bien pero el coronavirus nos agarró por sorpresa porque nosotros siempre nos habíamos sentido muy bien. Dos días después de que llegamos a la provincia nos llamaron desde el Siprosa para confirmarnos que habíamos dado positivo un amigo y yo. Ahora nos sentimos bien, como si no tuviéramos la enfermedad.

-¿Cómo fue cuando les dieron la noticia?

-Nosotros fuimos el último grupo de repatriados que pudieron volver a una casa, yo estoy con tres amigos más en un departamento. Desde el Siprosa nos venían llamando todos los días para preguntarnos como nos sentíamos, Esa mañana me llamaron para preguntarme si yo era Félix de la Peña y me avisaron que había dado positivo el test. Al principio pensé que alguien me estaba haciendo una broma, fue muy shockeante. Pensé que ahora se venían todos los síntomas y me preocupe; pero desde el Siprosa y médicos amigos nos tranquilizaron diciendo que a la gente joven no les pasa a mayores.

- ¿Cuándo crees que te contagiaste?

-Estuvimos de viaje desde diciembre en Estados Unidos. Estuvimos trabajando hasta marzo cuando surgió el brote de la enfermedad y ahí nos trasladamos a Miami porque desde ahí salían los vuelos de repatriación. A partir de ahí estuvimos encerrados en un departamento a la espera de algún mail, algún llamado para volver. El máximo movimiento que teníamos era ir al súper; nos cuidábamos mucho. Lo último que hicimos fue ir directamente al aeropuerto para volar hasta Ezeiza. No sé cuando nos pudimos haber enfermado, pero creemos que no fue ya estando en Argentina. Por suerte los que viajaban con nosotros en el colectivo dieron negativo para la enfermedad, porque teníamos una gran preocupación de haber contagiado a alguien.

-¿Recibieron mensajes negativos por parte de la gente?

-Esa noche no pudimos dormir por los comentarios de la gente. Nos trataban como si fuéramos un virus andante o alguien que quiere lastimar a otros. Sentimos agresividad, algo que también lo vimos cuando estábamos en Estados Unidos, leíamos comentarios de que no querían que se repatrie gente, sentimos una gran falta de empatía. Pero también apoyo de mucha gente y del Siprosa, que nos derivaron psicólogos para ayudarnos.

-¿Cómo era lo que vos veías en Miami?

-Estábamos muy asustados por la situación del virus en Estados Unidos. Además no había allá una cuarentena estricta por lo que había bastante gente en la calle y eso era preocupante. Sumado al hecho de estar tan lejos de casa y de nuestras familias.

-¿Cómo fue la vuelta a Tucumán?

-Tuvimos la suerte de que el colectivo no tuvo un trayecto tan largo; pero creo que sí se podrían mejorar los traslados por una cuestión de contacto con la gente. Estábamos en un colectivo lleno, con las valijas y eso puede suponer un riesgo para la salud.

-¿Qué aprendiste de esta pandemia?

-Aprendí a valorar un poco más el tacto con la gente, que realmente es lo que mas extraño; no veo a mi familia y amigos hace muchos meses. La posibilidad de comunicarnos de manera virtual es lo que nos mantiene con energía, la posibilidad de recibir cariño y dar cariño.

Temas

Coronavirus
Comentarios