"Tucumán está en alerta roja por el pico de dengue", advierten desde el Siprosa

Andrea Lascano, referente de Vigilancia de Arbovirus de la provincia, dijo que las zonas más vulnerables son el Gran San Miguel, Las Talitas y Lules. Hay tres fallecidos.

15 Abr 2020
2

Si tuviésemos un semáforo para señalar qué luz está encendida para Tucumán por el dengue, esa luz sería el rojo. Así de contundente fue la respuesta de la doctora Andrea Lascano, referente de Vigilancia de Arbovirus, área que depende de Epidemiología del Siprosa. La especialista explicó que la semana pasada y la actual se produjo un aumento en el número de casos.

"Sí. Es una situación de alerta", afirmó Lascano en diálogo con LA GACETA. "El número de casos de dengue se registró, en su gran magnitud, en el Gran San Miguel, Las Talitas y Lules", precisó. 

Lascano dijo que el sudeste de la capital concentró la mayor cantidad de casos. Esto comprende a los barrios 11 de marzo, Victoria, Independencia y sus alrededores. También aseguró que la zona de San José es otra de las áreas más afectadas. "Estas áreas son las más vulnerables por sus condiciones ambientales, debido a mayor cantidad de basura acumulada, canales no saneados y eso hace que tengamos al mosquito esa zona", detalló.

Hasta ahora el número de fallecidos con diagnóstico de dengue es de tres personas; es decir que se pudo obtener una muestra de laboratorios -según el informe oficial del Siprosa-. "Se trata de una mujer de 42 años, un hombre de 42 años y otro hombre de 71 años", precisó Lascano.

La especialista explicó que, en general, el dengue puede agravar el cuadro clínico, si la persona tiene una cardiopatía, u obesidad; entonces pueden desarrollar la forma
grave y fallecer y otra condición es ser menor de cinco años, o mayor de 65 años o en mujeres embarazadas también puede agravar el cuadro.

"No podemos decir qué va a pasar en sí a futuro. El brote está teniendo un número mayor de casos de los que hubo en 2016 -aseguró Lascano-; hemos tenido un máximo de consultas por cuadro compatibles con dengue en la semana pasada y en esta semana es el pico y hasta que no bajen las temperaturas tendremos nuevos casos", señaló.

"Para que no haya mosquito necesitamos tres semanas seguida de frío. Es decir que, en Tucumán, podemos tener dengue hasta fines de mayo o principio de junio", admitió.

A modo de recomendación, la funcionaria de Epidemiología dijo que se debe aprovechar este período de aislamiento preventivo "Ahora que estamos en nuestras casas aprovechemos para limpiar los patios, el fondo, tener saneado y limpio todo, porque el mosquito está transmitiendo la enfermedad y es mejor que no lo tengamos en nuestra casa, el uso de repelente es muy importante y que se consulte al médico en síntomas", remarcó.

Lascano preció que una vez que el mosquito picó a la persona, el virus ingresa la cuerpo y hace un período de incubación de entre cinco a 15 días. "Cuando el paciente tiene fiebre es el momento más delicado, porque si lo pica otro mosquito sano eso agrava el cuadro de situación debido a que ese segundo mosquito seguirá contagiando el dengue", dijo.

Por último aseguró que Tucumán tiene al vector (el mosquito) y eso provocó un brote epidémico; pero la provincia no es endémica. A diferencia del coronavirus, el dengue no se contagia de persona a persona.

Comentarios