Manzur y Alfaro acordaron trabajar de manera coordinada contra el coronavirus

El gobernador recibió hoy al intendente de la capital para delinear estrategias conjuntas por la pandemia.

01 Abr 2020

La distancia política se acortó por la emergencia sanitaria. Parecía una utopía, pero la foto en la que aparecen juntos se hizo realidad. Dejaron de lado las rencillas y hablaron cara a cara. La pandemia por coronavirus produjo un cambio significativo en el escenario político de Tucumán. Los dos principales actores de la Provincia y de la capital se reunieron hoy en la Casa de Gobierno. 

Ambos estuvieron vestidos de sport y cumplieron las disposiciones de protocolo por el coronavirus. Al momento de hablar con la prensa respetaron la distancia entre uno y otro como se acostumbra desde que estalló la pandemia.

El gobernador, Juan Manzur, y el intendente de la capital, Germán Alfaro, compartieron un encuentro a solas para analizar las medidas que buscan evitar la propagación del virus. La idea de un trabajo coordinado es la clave que seguirán en adelante. La infraestructura sanitaria de la Provincia y de la capital se moverán de manera coordinada. 

Uno de los últimos cortocircuitos entre Manzur y Alfaro sucedió en febrero pasado. En ese momento, el jefe municipal le reprochó al mandatario provincial -vía comunicado oficial- que la capital era discriminada en el envío de ayudas millonarias.

Alfaro dijo aquella vez que el gobernador había otorgado sumas por $ 374 millones en concepto de aportes no reintegrables a los 15 intendentes de su mismo signo político. "¿Son menos tucumanos los ciudadanos de San Miguel de Tucumán? ¿Valen menos para el gobernador porque no lo votaron?" fueron algunas de las preguntas que se hizo, en aquel momento, de forma retórica el intendente.

Los dardos de Alfaro tronaron en la Casa de Gobierno. Los duros términos repercutieron en aquel momento en la oficina de Manzur. "En una nueva muestra de brutalidad política, el gobernador decide asistir a los municipios justicialistas con criterios estrictamente partidarios”, había dicho Alfaro.

La reunión de hoy

En el encuentro de hoy participaron también algunos funcionarios del gabinete municipal. "Hicimos un balance de la situación, la gravedad que esto tiene, las medidas que se están tomando y cómo seguir articulando esfuerzos -dijo Manzur- para poder dar respuestas a la situación actual. Estamos en presencia de una situación extraordinaria, inédita, que nunca la imaginamos, un virus que no tiene remedio ni tiene vacuna; la mejor vacuna es la higiene y todas las recomendaciones que venimos dando", resaltó. 

Alfaro, por su parte, destacó que lo más importante es que en este escenario no hay colores partidarios. "Creo que argentinos somos todos y es una situación límite, única en los últimos años -dijo el intendente-, entonces es necesario coordinar los esfuerzos, hasta el más pequeño y por eso ponemos a disposición del Gobierno provincial toda nuestra pequeña infraestructura sanitaria para poder atender a la gente y ponerla en resguardo del virus".

Un viejo encuentro a solas

Manzur y Alfaro, café de por medio, en septiembre de 2016. FOTO LA GACETA / ARCHIVO

Una de las últimas reuniones cara a cara entre Manzur y Alfaro sucedió en septiembre de 2016. En aquel tiempo, el gobernador recibió al intendente en Casa de Gobierno para coordinar los festejos referidos al Día de la Ciudad. Al término de ese encuentro, Alfaro había dicho que la conversación giró en torno a los fondos públicos de la Provincia y el municipio. Le pedí que nos pase el porcentaje que nos corresponde para que el municipio tenga la posibilidad de cumplir con las obligaciones. La Provincia recibió $ 1.300 millones; a San Miguel de Tucumán le corresponde aproximadamente $ 85 millones", había señalado.
Hoy dejaron de lado las divisiones para sentarse a hablar del coronavirus. 


Comentarios