Anécdotas y testimonios sobre los perjuicios de las mentiras

31 Mar 2020
1

Noticias falsas abundan en internet y en las redes sociales, pero el público en general las toma por ciertas. Eso provoca daños de distinta magnitud, desde difamaciones personales o equívocos diversos, hasta el descrédito hacia un gobernante y la desestabilización de un Estado consitucional. Ese es el tema del documental “Posverdad: desinformación y costo de las fake news”, que estrena hoy a las 22 la señal HBO. Examina cómo la desinformación, teorías conspirativas y las noticias falsas impactan al ciudadano común de Estados Unidos. 

El documental muestra la creciente preocupación por la desinformación y qué llevó a esta crisis, humanizando un fenómeno que la población seguirán enfrentando los próximos años. Para ello, cuenta con acceso exclusivo a víctimas y autores de historias falsas, así como a expertos y periodistas que contextualizan el impacto de esas mentiras y reafirman la importancia del periodismo de calidad.

Uno de los casos que se analiza es el de Jade Helm 15, un entrenamiento militar de élite realizado en el verano de 2015 en Bastrop, Texas, que se prolongó durante dos meses y que provocó un encendido debate entre los lugareños, que creían que se trataba de una operación del presidente Barack Obama para detener a los disidentes políticos.

La polémica, promovida por el controvertido presentador Alex Jones, fue difundida en sitios como Reddit y 4chan, se organizó una asamblea vecinal para debatirlo y hasta el actor Chuck Norris escribió un artículo poniendo en duda que se tratara de simples entrenamientos. La tensión alcanzó tal punto que el gobernador de Texas ordenó el despliegue de sus propias tropas para vigilar a los militares, en el colmo del delirio colectivo.

La crisis del coronavirus hace más urgente que nunca la vigilancia frente a los bulos o las noticias falsas. Analizar su impacto y aprender a desarticularlos es uno de los objetivos del documental, dirigido por Andrew Rossi (“Page one: un año en The New York Times”) y con Brian Stelter de CNN como productor ejecutivo. La película pone el foco en diversos incidentes ocurridos en Estados Unidos en los últimos cinco años e insta a no repetir errores de cara a las presidenciales de noviembre de este año.

Periodistas, expertos y víctimas de estas fake news ofrecen sus testimonios, pero también sus artífices como Jack Burkman, un negociador político de Washington que no duda en calificarlas como un “arma de guerra” y en justificar que “si los demás las usan, yo las uso”.

Burkman y Jerome Corsi fueron los principales responsables, con la complicidad de Fox News, de airear teorías según las cuales el asesinato en un asalto por robo en 2016 de Seth Rich, empleado del Comité Nacional Demócrata, tuvo que ver con la filtración de los correos electrónicos de Hillary Clinton a WikiLeaks. Y ello a pesar de las pruebas de que Rusia estaba detrás del pirateo del servidor y de que no había ninguna evidencia de que el crimen tuviera relación alguna con el caso.

El mismo Burkman se alió con otro teórico de la conspiración, Jacob Wohl, para acusar falsamente al fiscal especial Robert Mueller de agresión sexual en un intento de minar la investigación sobre la intervención rusa y de Trump en las elecciones de 2016.

El documental recoge la rueda de prensa falsa que ambos organizaron y las reacciones de incredulidad de experimentados periodistas con largas trayectorias obligados a asistir a ella.

El caso del “pizzagate”

Uno de los testimonios más emotivos es el de James Alefantis, propietario de una pizzería en Washington que fue asaltada en diciembre de 2016 por un individuo armado con un fusil.

Este hombre, que fue condenado a cuatro años de cárcel, justificó el asalto en que quería investigar un falso rumor difundido en Internet con la etiqueta “pizzagate”, según el cual el equipo de Hillary Clinton dirigía una trama de prostitución infantil desde la trastienda del restaurante.

No obstante, los casos de noticias falsas no son patrimonio exclusivo de los simpatizantes republicanos. El documental recoge el caso de la victoria del demócrata Doug Jones en el estado de Alabama en las elecciones al Senado de diciembre de 2017 por un estrecho margen.

Un año después, el New York Times develó la existencia de una organización dedicada a propagar información falsa sobre el candidato republicano Roy Moore y que uno de los financiadores de esa organización era el multimillonario cofundador de LinkedIn, Reid Hoffman.

Temas

Coronavirus
Comentarios