Arroyo reconoció que el aislamiento obligatorio aumentó el flujo en los comedores

En Tucumán son cientos los trabajadores informales que se quedaron sin ingresos y buscan alternativas para poder alimentarse.

30 Mar 2020
1

PARA COMER. Miles de argentinos salen cada mañana a buscar la forma de llenar el estómago. ARCHIVO LA GACETA

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró hoy que, a partir de la pandemia de coronavirus, "ha aumentado" la cantidad de personas que recurren a comedores y centros comunitarios para alimentarse. En Tucumán estos casos se multiplican, mientras la Provincia espera los 10 millones de pesos prometidos desde la Nación.

"Nosotros tenemos todo un esquema de asistencia alimentaria que consiste en viandas, comedores, fondos para municipios y tarjeta alimentaria. Esto alcanzaba un universo de 8 millones de personas antes del coronavirus y, hoy, ha aumentado", aseguró Arroyo al hablar con radio La Red.

En Tucumán hay más de 200 dispositivos de seguridad alimentaria que reciben asistencia de la Provincia, sumando 110 cocinas comunitarias, y más de 80 establecimientos entre comedores infantiles y centros de cuidado y nutrición infantil (CCNI)

Asimismo, el funcionario mencionó que, entre las acciones que desarrolla el Estado, en los barrios más vulnerables, está la puesta en marcha de los "bancos de materiales" para fomentar "la realización de pequeñas changas de la gente en los barrios, para arreglar cosas del barrio sin moverse mucho".

"La lógica del barrio es el movimiento, la lógica del comedor comunitario es la masividad. Y, ahora, el esquema que tenés que plantear es al revés. Por eso, estamos reforzando el esquema alimentario y de higiene en los barrios y comedores", explicó Arroyo.

A pesar de que se hayan suspendido las clases, como parte de las medidas de aislamiento preventivo y obligatorio, en Tucumán se mantienen en funcionamiento 520 comedores escolares

Dijo que la estrategia oficial para los sectores más postergados en relación a la pandemia del coronavirus tiene tres puntos: "Primero preservar los ingresos, y hacia allí apuntan los bonos, los planes sociales y los 10.000 pesos que se otorgaron ahora. Luego el refuerzo alimentario, el esquema de viandas y lo tercero es generar el menor movimiento en los barrios".

"Lo que vemos ahora es que en los comedores hay gente que antes no estaba, como el taxista, el azulejista, que se sumaron en estas circunstancias. Y hay gente que iba con menor frecuencia que ahora va al comedor más seguido", precisó.

Comentarios