Salud: la excusa para justificar los errores en la Economía - LA GACETA Tucumán

Salud: la excusa para justificar los errores en la Economía

Columna: Y vos, ¿dónde ponés tu plata? Por Regina Martínez Riekes - asesora financiera.

29 Mar 2020
1

Volvió el clearing bancario pero….

Jueves 26 de Marzo, 19 horas. “El Banco Nación rechazó casi toda la cámara”, informan con desconcierto desde un banco privado.  Al no poder cubrir las cuentas, si el rechazo es por falta de fondos, el cheque no se puede redepositar. Cerradas las sucursales, tampoco pueden entregarse los originales rechazados. Con esta medida, resuelta la fuerza mayor, el mismo cheque podría redepositarse. Que el banco estatal de mayor envergadura tome este tipo de decisión tan sobre la marcha, solo pone en evidencia la falta de diálogo e improvisación que existe entre las autoridades de un mismo Gobierno Central. Dentro de todo este berenjenal, existen empresas que voluntariamente mueven sus fondos entre una cuenta y otra a fines de asegurarse lo mínimo e indispensable: cubrir el pago de sueldos. ¿AFIP? Deberá esperar y sumarse, voluntariamente o no, a la “solidaridad” requerida a todo el pueblo argentino. “A río revuelto, ganancia de pescadores”, reza el conocido refrán. Hoy el costo de no cubrir un cheque es muy bajo, y todos los incentivos, llevan a eso.

Supermercados abiertos. Bancos cerrados

“¿Saben si los bancos van a abrir? La gente tiene efectivo y no lo puede depositar y nosotros por ende, no lo podemos cobrar. Somos grandes y estamos cortando cadena de pagos por falta de bancarización de los fondos. Estoy preocupada, nos podemos llevar puestos a muchísimas pequeñas y medianas empresas (PyME)”. Consultan desde la Tesorería de una empresa mayorista de servicios. La inquietud es común en varios rubros, principalmente en el interior del país. La recaudación es en efectivo, y necesitan bancarizarse grandes sumas de dinero. ¿Cómo hacerlo con sucursales cerradas? ¿Qué sentido tiene reactivar la cámara compensadora de cheques en este contexto?

“Terrible, en lugar de tomar el efectivo de las empresas, las obligan a tomar deuda, con el riesgo que implica tener los pesos fuera del sistema”, remata un administrador de fondos comunes de inversión. Hace referencia a la línea de préstamos anunciada dentro del paquete de medidas de asistencia económica. Las autoridades buscaron reducir el costo del endeudamiento y lo lograron. El viernes las tasas de mercado, cerraron con importantes bajas. El “call” (préstamo interbancario a un día) se ubicó en 6%. Cauciones a una semana, alrededor del 8%. Todo ello refleja un sistema financiero que si bien está líquido, se encuentra descoordinado.

¿Y las garantías?

“El banquero es un señor que nos presta el paraguas cuando hay sol y nos lo exige cuando empieza a llover”, afirmaba el conocido escritor estadounidense Mark Twain. Con dos años de recesión, ventas paradas y un futuro incierto, ¿qué probabilidad tienen las PyME de acceder a la ventanilla de crédito subsidiada? Para recibir préstamos dentro del sector financiero privado, es fundamental contar con garantías reales o avales de los socios. En el caso del sector público, la flexibilidad es diferente. Por eso el Gobierno del cordobés Juan Schiaretti fue pionero y anunció que otorgará avales por hasta $ 4.000 millones a MiPymes que no sean sujetos de crédito. Puede hacerlo dado que cuenta con un banco provincial, BANCOR, para asistir a las pymes cordobesas. Las PyME tucumanas, deberán esperar algún auxilio de la Nación, dado que hoy la provincia no cuenta con una entidad financiera de fondos públicos locales. ¿Llegará la asistencia?  ¿No será demasiado tarde?

Mientras tanto, en el mundo…

La vida sonreía a Donald Trump, quien prácticamente se aseguraba su triunfo en las elecciones de noviembre. Aunque con diferencias, los estadounidenses como los argentinos, también votan con el bolsillo. Estados Unidos venía de 113 meses seguidos de creación de empleo, por un equivalente a 22 millones de puestos de trabajo y con una tasa de desempleo en mínimos históricos (3.5%). Pero un día un murciélago dio su último aleteo en China y el virus se propagó por el mundo.

Esta semana se conoció que en EEUU los pedidos de seguro de desempleo treparon a la impresionante suma de 3.283.000. El récord previo de 695.000 (octubre de 1980), pone en evidencia la magnitud del problema y explica la aprobación del mayor paquete de ayuda económica de la historia, por USD 2 billones. Es tan impresionante el número de 13 cifras que resulta oportuno compararlo. El paquete de ayuda norteamericano equivale a un 10% del PBI estadounidense, o 4 PBI argentinos.

El Dilema del Presidente

Mientras el mundo se prepara para afrontar la pandemia con toda la artillería, en la Argentina el paquete de ayuda anunciado equivale a tan solo 0,6% del PBI. Es todo lo que se puede hacer en una economía que se encontraba con asistencia respiratoria, previa a la llegada del virus.

Aunque el presidente Alberto Fernández refuerce el mensaje que la salud es prioritaria a la economía, es consciente que el miedo instaurado puede ayudar a mejorar su imagen por un tiempo, pero no a sostenerla mucho más. Las encuestan que llegan a sus manos, muestran que la principal preocupación de los argentinos frente al coronavirus, está relacionada a las consecuencias económicas del mismo, y no al contagio.

La ventaja que hoy tiene el Presidente, es que los temas de agenda económica, como renegociación de deuda, déficit fiscal e inflación, dejaron de ser prioridad. Se apelará a la clásica receta de monetización del déficit vía emisión de dinero. Y la pandemia, todo lo justificará, al menos por un corto tiempo.

Panel coronavirus Tucumán

Estadísticas actualizadas de nuestra provincia Ver panel covid

Comentarios