Trump evalúa la posibilidad de aislar Nueva York para frenar el contagio de coronavirus

Los trabajadores de la salud de ese país protestaron hoy por la falta de equipamiento médico.

28 Mar 2020
1

ESTADOS UNIDOS. Ya es el país con más contagios de coronavirus. FOTO/REUTERS

El presidente estadounidense Donald Trump anunció hoy que podría prohibir los viajes hacia y desde el área de Nueva York para limitar la propagación del coronavirus desde su epicentro en Estados Unidos, mientras que trabajadores de la salud se quejaron por no tener equipamiento suficiente.

El número de casos positivos en el país excede la marca de 115.000, un récord mundial. Por esa razón, Trump dijo que podría imponer una cuarentena en Nueva York, Nueva Jersey y partes de Connecticut para proteger a otros estados que aún no han sentido el impacto más fuerte de la pandemia.

"En Florida están teniendo problemas. Muchos neoyorquinos están viajando allí. No queremos eso", advirtió el mandatario.

Desde que apareció el virus por primera vez en Estados Unidos, a fines de enero, Trump vaciló entre minimizar el riesgo de infección e instar a los estadounidenses a tomar medidas para detener el contagio.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, aseguró que no tenía detalles sobre cualquier posible orden de cuarentena. "Ni siquiera sé qué significa eso. No sé cómo se puede poner en vigor legalmente, y desde un punto de vista médico no sé qué se lograría", afirmó ante la prensa, y agregó: "ni siquiera me gusta cómo suena".

Los nuevos casos de coronavirus en China se moderaron después de que el gobierno impuso un estricto aislamiento de Wuhan, epicentro de la enfermedad.

El recuento de muertos continúa en ascenso en Italia, donde las autoridades han bloqueado los viajes a lo largo del país y evitan que las personas salgan de sus casas para cualquier cosa que no sean actividades esenciales.

Para el sábado a la tarde, el numero de casos en Estados Unidos ascendía a 115.842, con al menos 1.929 muertes, de acuerdo con un conteo de la agencia Reuters. El total en Estados Unidos eclipsó al de China y al de Italia el jueves.

En cuanto a los trabajadores de salud estadounidenses, reclaman más trajes de protección y material sanitario para hacer frente a las oleadas de pacientes que ya están empujando al límite la capacidad de los hospitales.

Enfermeros protestaron hoy en las afueras del Centro Médico Jacobi en Nueva York, diciendo que los supervisores les pidieron que reutilizaran sus máscaras, poniendo en riesgo su propia salud. (Reuters)

Comentarios