El "Loco" Gatti responde al tratamiento por coronavirus pero "hay que tener prudencia"

El ex arquero de River y de Boca, de 75 años, sufre un cuadro de neumonía y está hospitalizado.

26 Mar 2020
1

DANDO PELEA. Su familia reconoció que Gatti está "bajoneado" por el cuadro que atraviesa. FOTO TOMADA DE LOSANDES.COM.AR

Un cuadro de neumonía provocado por el coronavirus llevó a Hugo Orlando Gatti a pelear por su vida, en un hospital de Madrid. El legendario "Loco", a los 75 años, responde al tratamiento pero "hay que tener prudencia", explicaron desde su familia.

 "A mí me gustaría hoy decirle a todo el mundo que tengan un poquito de prudencia. Bien no está... Lo estará el día que salga del hospital. Repito: está mejor comparado a cuando lo internaron, responde al tratamiento y eso es positivo. Pero hay que tener un poco de prudencia y Dios quiera continúe de esta manera", le explicó a Clarín Lucas Gatti, hijo del ex arquero de River, Boca y de la Selección Argentina. 

El "Loco" fue internado el viernes, en la capital española, en donde vive y trabaja. Es uno de los panelistas de "El chiringuito", un programa de discusión centrado en el fútbol. De hecho, se sospecha que el ex arquero se contagió de Kike Mateu, otro de los integrantes del staff que dio positivo de covid-19.

Un poco de historia

El excéntrico Gatti le imprimió otro rol al puesto de arquero, a partir de la década del '70. Su estilo de juego, siempre al límite, lo llevaron abandonar el área y a sumarse a la línea de fensa. Además, fue una inspiración para muchos futbolistas que lo precedieron en los arcos de los mejores equipos del continente.

Comenzó su carrera en Atlanta y luego defendió las camisetas de River, Gimnasia La Plata y Unión de Santa Fe, antes de llegar a Boca, en donde es considerado uno de los grandes ídolos de la historia de la institución.

Tiene un récord de 765 partidos jugados en el profesionalismo y, sumados a competencias nacionales e internacionales, el “Loco” registra un total de 818.

Con los colores de Boca debutó oficialmente el 15 de febrero de 1976, de la mano de “Toto” Lorenzo. Disputó 546 partidos (246 victorias, 165 empates y 135 derrotas). Es el arquero con más presencias en la historia del club.

A lo largo de 12 temporadas en el arco "Xeneize", ganó 6 títulos: Metropolitano 1976 y 1981, Nacional 1976, Copa Libertadores 1977 y 1978 y Copa Intercontinental 1977.

Fue determinante en la conquista de la primera Libertadores, después de atajar un penal clave a Vanderley, de Cruzeiro, en la definición por penales en el tercer partido de la final.

En ese rubro, comparte junto a Ubaldo Matildo Fillol el récord de mayor cantidad de penales atajados en el fútbol argentino, con 26 cada uno.

Fue durante 26 años jugador profesional y se retiró el 11 de septiembre de 1988, con 44 años.

Comentarios