En Netflix: cómo escapar a los mandatos de una familia ortodoxa

Una nueva serie sobre el mundo judío jasídico se basa en la historia real de una joven que se rebela.

26 Mar 2020 Por Ricardo Reinoso
1

“NO ORTODOXA”. La protagonista quiere un destino diferente para ella.

El tema de la ortodoxia judía, con el que Netflix sorprendió gratamente a través de la serie “Shitsel”, se renueva ahora con otra serie, esta vez inspirada en una historia real. “No ortodoxa” presenta a una joven que deja un matrimonio infeliz dentro de la comunidad jasídica satmer en Brooklyn para tener nueva vida en Berlín. Shira Haas, la actriz israelí que interpretó a Ruchami Weiss en “Shtisel”, está de vuelta, esta vez como Esther Shapiro.

“No ortodoxa” tiene además otras virtudes. Es la primera serie de Netflix en presentar el yiddish como idioma principal, junto con el inglés. Además, está basada en la vida real de Deborah Feldman, autora de una novela donde cuenta -mediante la ficción- los acontecimientos que ella misma vivió.

Nacida en 1986 en Williamsburg, Brooklyn, en una familia jasídica satmer, Feldman creció hablando yiddish y se le prohibió hablar inglés en casa. Poco después de su nacimiento, la madre de Feldman dejó el judaísmo y, como su padre no podía cuidarla, la joven Deborah se fue a vivir con sus abuelos. A los 17 años se casó en un matrimonio arreglado por intermedio de una casamentera. A los 19 años ya tenía un hijo, pero decidió que quería estudiar y se matriculó en el Sarah Lawrence College.

Durante los siguientes cuatro años, sus experiencias la llevaron a buscar más de la vida, y en 2009 dejó a su esposo y a su comunidad, y finalmente se mudó a Berlín con su hijo en 2014. Parece ser esta experiencia a la que recurre la trama de “No ortodoxa”. Pero en realidad el argumento se basa en la novela de Feldman de 2012, “No ortodoxa: el escandaloso rechazo de mis raíces jasídicas”.

Un planteo innovador

Por su parte, la serie “Shitzel” sigue la vida del patriarca de Shtisel y un rabino en la yeshiva local , así como los de los otros miembros de su familia. La comunidad se encuentra en un barrio religioso sin Internet, sigue estrictas costumbres haredi y violar las normas a menudo causa caos dentro de la familia. Sin embargo, los personajes, que están más abiertos al estilo de vida secular, reflejan la moderación de Geula en comparación con sus vecinos en Mea She’arim, la comunidad adyacente conocida por el extremismo religioso.

La serie ha sido considerada innovadora por su tratamiento de un grupo irregular de judíos ortodoxos, despojándolos de sus asociaciones políticas y describiéndolos como personas comunes.

Comentarios