Los hinchas de River recibieron al plantel con mucho calor

Los fanáticos le hicieron sentir su amor al equipo; Gallardo se mostró agradecido y los jugadores saludaron y firmaron autógrafos.

07 Mar 2020

No por repetido deja de sorprender. La nueva visita de River a Tucumán para jugar con Atlético -la cuarta desde que el “Decano” logró continuidad en Primera-, generó un estado de locura en los fanáticos de los “Millonarios” de nuestra provincia. “Quiero agradecerle a la gente por semejante demostración de afecto. Sé que muchos no podrán estar en la cancha, por eso gracias por acompañarnos de esa manera”, dijo Marcelo Gallardo, a poco de pisar el lobby del hotel Sheraton, sitio elegido por el club para armar su campamento y el “Operativo Campeonato”.

FIESTA MILLONARIA. No faltó nada en la llegada del plantel: bengalas, banderas y cánticos, recordando la final de la Copa Libertadores en Madrid. Los hinchas riverplatenses registraron todo en sus teléfonos.

Gallardo fue el único de los integrantes del plantel “millonario” en enfrentar los micrófonos (los jugadores sólo saludaron y firmaron autógrafos, algo que el DT promueve desde siempre). Y “Muñeco” fue picante a la hora de declarar: “No me interesa lo que suceda en otra cancha, pero para estar dentro del reglamento los dos partidos deberían arrancar a la misma hora”, dijo el técnico de River. Su referente, lógicamente, era al partido que Boca -el otro candidato al título- sostendrá en La Bombonera ante Gimnasia, también desde las 21.

DISTENDIDO. Gallardo saluda a los simpatizantes, acompañado por sus ayudantes.

“Si hace nueve partidos me decían como íbamos a llegar en la tabla, al final, sin dudar lo hubiera firmado, llegamos en la cima, con ventaja sobre el segundo”. Consultado por como estará el estadio fue contundente. “Esperemos ser fuertes en esa cancha, ya hemos estado en situaciones parecidas, no debemos desenfocarnos de lo que tenemos en mente”, cerró el DT, cuyo apodo fue coreado por la multitud.

APASIONADOS. Los fanáticos apoyaron al plantel que puede ser campeón.

La fiesta que armaron los simpatizantes del club de Núñez -que tuvo algunos momentos de forcejeos con la policía-, tuvo de todo: música, pirotecnia, banderas de varias sitios de la provincia y papelitos. Ya desde la llegada misma del plantel se notó la efervecencia; se armó una caravana y en muchos sitios del trayecto entre el aeropuerto y el hotel, la gente saludó entusiasmada el paso del colectivo. Hubo quienes hicieron una vigilia desde las 17 y soportaron estoicos el calor del día. Y pasadas las 21.30 comenzó la desconcentración. Un dato le puso un gran broche de oro a la retirada: los fanáticos levantaron los residuos que se generaron en la espera. Los pusieron en bolsas y los depositaban en los contenedores.

Comentarios