"Wanchope" Ábila hace goles, pero va al banco

El delantero no sería titular ante Gimnasia.

ARTILLERO. Wanchope festejó en Caracas y llegó a ocho goles para el Xeneize en la Copa Libertadores. TWITTER@BOCAJRSOFICIAL ARTILLERO. "Wanchope" festejó en Caracas y llegó a ocho goles para el "Xeneize" en la Copa Libertadores. [email protected]
04 Marzo 2020

“Tenemos fe. Por algo peleamos hasta el final el campeonato, porque lo queremos ganar. Sabemos que lo que venimos haciendo es muy bueno”. La confianza de Ramón Ábila en lo que pueda hacer su equipo el sábado contrasta con la casi imposibilidad de que sea titular cuando Boca reciba a Gimnasia en La Bombonera. En el partido que el “Xeneize” sueña con resolver a favor para alimentar su sueña de campeonato en la Superliga -al tiempo que Atlético le dé una mano quitándole puntos a River-, es improbable que “Wanchope” juegue desde el inicio. Esto, porque el DT Miguel Ángel Russo viene manteniendo una dupla de ataque desde el comienzo: la que componen Franco Soldano y Carlos Tevez.

Ábila le metió presión a Russo en los últimos días, a fuerza de goles. Lo hizo en Santa Fe, cuando el viernes pasado logró una conquista preciosa de tijera ante Colón, por la Superliga. Y lo ratificó en Venezuela, en el debut en la Copa Libertadores 2020, al marcar el tanto “Xeneize” en el 1 a 1 ante Caracas FC. Bien pudieron ser dos sus festejos, pero le anularon un tanto por una inexistente posición adelantada.

Las estadísticas de Ábila en Boca son llamativas: llegó a 30 goles en 68 partidos. Esto da un promedio de un tanto cada poco más de dos encuentros. Sin embargo, al haber sido suplente en gran parte de su paso por el club de La Ribera, sus números mejoran si se tienen en cuenta los minutos jugados (un total de 3.665). Así, tiene un festejo cada 121 minutos.

Su condición de artillero, no obstante, no parece alcanzarle para meterse como titular en el equipo de Russo. El DT, desde el partido con Talleres, no modifica su formación de atacantes. Con Soldano y Tevez adelante, viene de cinco victorias en fila.

¿Por qué el entrenador apuesta por Soldano, siendo que le cuesta convertir? Porque sus movimientos son más funcionales para el juego de Tevez, que está atravesando un gran momento; en 16 juegos hizo ocho tantos.

De todos modos, para Russo, la opción de contar con “Wanchope” como hombre de refresco es más que valiosa. Sobre todo si el partido con Gimnasia viene con complicaciones. Aunque no sea titular. Ábila está en el centro de la escena. Y con mucha hambre de gol.

Comentarios