El joven que fue apuñalado en el ojo tendrá que utilizar una prótesis - LA GACETA Tucumán

El joven que fue apuñalado en el ojo tendrá que utilizar una prótesis

“Jamás imaginé vivir algo así”, explicó. La madre del joven que fue apuñalado dijo que se recupera por el afecto y apoyo de sus allegados y parientes.

05 Mar 2020
1

DE VUELTA A CASA. Mario Ismael Romano estuvo internado dos días y volvió a su casa. En la foto aparece con su hermana Florencia. la gaceta / foto de antonio ferroni

“Lo más importante es que aún tengo a mi hijo, pero qué impotencia siento por el daño que le hicieron”, dijo Nora Romano, madre de Mario Ismael, el joven al que apuñalaron en un ojo para robarle un celular en avenida Sarmiento al 700. Desde ayer, después de haber sido dado de alta, se recupera en su casa de barrio Las Acacias, en Cebil Redondo.

El joven de 27 años había asistido al cumpleaños de un compañero de trabajo en el club Estudiantes, ubicado en Monteagudo al 900. Alrededor de las 17, salió a buscar un taxi en la avenida para emprender el regreso a casa.

“Caminé por la vereda norte hasta la esquina del casino de calle Maipú. Allí una mujer me arrebató el celular y salió corriendo hasta la entrada de un supermercado donde un hombre la esperaba sentado”, recordó Mario.

“Fui a buscar mi teléfono. ‘Dame plata al menos’, me exigió. Le quise dar $ 1.000 a cambio de que me devolviera el celular pero empezó a forcejear para quedarse con ambas cosas. Entonces su compañero se levantó para pegarme y terminamos peleando. De repente -agregó- la chica sacó una punta y me la clavó en el ojo, no entendía nada en el momento”, añadió el joven, que logró recuperar sus cosas y salió corriendo en busca de ayuda.

En Santa Fe al 700, el policía que custodiaba una clínica de imágenes lo auxilió y llamó a la ambulancia del servicio 107. “Ahora está mejor, mucho más animado porque sus amigos fueron incondicionales y lo contuvieron muchísimo. Tras el ataque, los compañeros y vecinos lo acompañaron en todo momento”, indicó la madre.

Diagnóstico alentador

El joven es chef, pero desde hace cinco años trabaja para una lonera ubicada en el microcentro, “Me preocupé por mi puesto laboral, estaba angustiado por no saber si iba a poder seguir cumpliendo funciones. Gracias a Dios los dueños me llamaron y me apoyaron en este momento”, enfatizó Romano.

“El médico me dio un pronóstico alentador; si bien perdí la vista del ojo izquierdo, no perdí la movilidad del globo ocular, por lo que la prótesis que tendré que usar es una especie de lente de contacto”, explicó el joven.

“Además me dijo que con el tiempo me voy a acostumbrar y que voy a poder seguir con todas mis actividades. Una amiga fue muy importante también, ya que me presentó a su madre que usa una prótesis similar y sus palabras sirvieron mucho para animarme”, agregó.

Recordó que los atacantes eran jóvenes y que no aparentaban estar bajo el efecto de ninguna sustancia. “Estaban lúcidos, según mi impresión. Él tendrá 30 años aproximadamente y ella 28; mi familia hizo la denuncia y está en contacto con la Policía y con la Fiscalía por este tema. Estoy abocado a mi recuperación, que demandará un proceso de dos meses antes de que pueda usar la prótesis”, señaló Romano, que, hasta ese día, nunca había sufrido un robo. “Nunca imaginé pasar por algo así”, señaló en una entrevista con LA GACETA.

Según la familia del joven, el entorno del joven fue vital para levantar su autoestima cuando más le hacía falta. Mario espera reincorporarse pronto a su trabajo y volver lo antes posible a las clases de crossfit y a los torneos de fútbol que organizan los empleados de comercio, donde  cosechó -dijo- amigos incondicionales.

Comentarios