Esfuerzo, constancia y albóndigas: el secreto de Purita en San Martín - LA GACETA Tucumán

Esfuerzo, constancia y albóndigas: el secreto de Purita en San Martín

El volante de 21 años está viendo los frutos de tantos años de esfuerzo. Se sentó en la "mesa clásica" y habló sobre su vida. ¿A quién desafió a hacer lo mismo?

05 Mar 2020 Por Camila Carceller

Un camino de mucho esfuerzo fue lo que lo trajo hasta San Martín. Es que a pesar de su corta edad, la carrera no fue fácil para el volante del momento: Emiliano Purita. Con 22 años, el jugador pasó por Arsenal, San Lorenzo y hasta la Selección, y hoy brilla en el "santo".

"Emi" -como le dicen sus amigos-, nació en Almagro, Buenos Aires, donde desarrolló su pasión por el fútbol desde que era muy chiquito. Su recorrido por inferiores marcó el lado deportista de su vida: "me esforcé mucho, entrenaba mucho, hacía todo para crecer y que me elijan". Pero los frutos de ese empeño tardaron en llegar.

"Te das cuenta que sos un número y eso no está bueno porque somos personas y tienen que tratarnos así", opinó sobre los inferiores.

El profesionalismo del fútbol no sólo cambió su vida sino también la de su familia. Su padre, es un ejemplo de ello: "él cumplió su sueño y ahora es DT". 

LA FAMILIA.

Pero, si bien el deporte se lleva gran parte de su vida, el jugador comentó que en algún momento intentó estudiar una carrera y que le gustaría algún día retomar. 

El volante recordó su tiempo en San Lorenzo y comentó por qué tomó la decisión de irse: "me prometían que me iban a tener en cuenta. Me acuerdo que no me fui de vacaciones para quedarme entrenando con el profe del cuerpo técnico de ese momento, y el día antes de que se cierre la lista para la copa me dijeron que no iba a estar". 

COMPAÑÍA.

Lejos de la familia, decidió comprarse un perro para sobrellevar la soledad. "Tengo uno en Buenos Aires y ahora uno acá. Son amigos y sabés que siempre te van a recibir bien, llegues como llegues", dijo.

Pero en su provincia no sólo dejó a su perro y a su familia, allí también quedó su novia, quien viaja de vez en cuando a Tucumán a visitarlo porque estudia allá: "ella hace lo que le gusta y yo también. Es difícil la distancia, pero los dos queremos ser los mejores en lo nuestro y a eso apuntamos". 

CON SU NOVIA.

Purita fue el futbolista que más partidos jugó en San Martín durante la Superliga (2018) y fue justamente la demostración del deseo de tenerlo, lo que lo convenció de volver al equipo: "acá siempre me demostraron que me querían y ni lo dudé".

Al "santo" le está yendo bien y no solo en la cancha. La relación entre los jugadores y el ambiente en el vestuario está renovado. "Estoy disfrutando ir a entrenar, las concentraciones, ir a jugar. Hay tan buena energía, nos llevamos tan bien, que no es nada casualidad lo que está pasando", cerró.

EN LA CIUDADELA. Uno de los partidos de local. LA GACETA/ ARCHIVO

La mesa clásica

El programa deportivo de LA GACETA, "El Clásico", te muestra todo lo que pasa en los dos equipos más grandes de la provincia: Atlético y San Martín. 

En este caso, los jugadores se animan a desafiarse entre ellos a pasar por la "mesa clásica" y hablar de todo. "El Galpón de Tacuara" recibió al equipo de "El Clásico" y Purita, y le preparó su plato preferido: albóndigas "con lo que sea". 

EL PLATO PREFERIDO. CAPTURA DE PANTALLA

El volante desafió a Pier Barrios ¿Aceptará? La respuesta la conocerás en el próximo programa. Los lunes a las 21 por canal 11 de CCC y LaGaceta.com.ar. 

Comentarios