Colombia: el presidente Iván Duque se queja de un informe de la ONU

“Desconoce avances en la protección de líderes sociales”, dijo.

28 Feb 2020
1

DUQUE. Según el mandatario, hay una mirada sesgada de la ONU.

BOGOTÁ.- “Un informe de las Naciones Unidas sobre la situación de derechos humanos en Colombia desconoce los avances en la protección de líderes sociales, la inversión social en zonas golpeadas por la violencia y se entromete en asuntos internos del país”, según lo manifestó ayer el presidente, Iván Duque.

La Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos presentó el miércoles su informe anual en el que expresó su preocupación por el asesinato de 108 líderes sociales y defensores de derechos humanos en 2019, al tiempo que pidió al Gobierno continuar los esfuerzos de protección.

El informe de la ONU también aseguró que hubo pocos avances en una reforma rural integral para llevar inversión social a las zonas golpeadas por la violencia del narcotráfico y el conflicto armado, mientras que recomendó al Gobierno colombiano sacar a la Policía Nacional del mando del Ministerio de Defensa y trasladarla al del Interior.

“A mí me preocupa que haya imprecisiones, respetando el carácter multilateral que tiene la organización”, dijo Duque.

Protesta

“Me parece también que es una intromisión en la soberanía de un país cuando se dice que la Policía debe pasar al Ministerio del Interior, eso es un debate que le corresponde a las autoridades colombianas en el marco de la institucionalidad colombiana”, sostuvo el mandatario colombiano.

Duque aseguró que no puede haber sesgos por parte de la ONU y que Colombia asistirá al Consejo de Derechos Humanos, en Ginebra, para elevar su protesta con evidencia y contundencia.

De inmediato no hubo comentarios de la Oficina en Colombia de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la chilena Michelle Bachelet.

Varias agencias de la ONU, incluida una misión de verificación, trabajan en Colombia en diferentes temas, incluida la implementación de un acuerdo de paz que se firmó en 2016 con la desmovilizada guerrilla de las FARC para poner fin a un conflicto armado que ha dejado más de 260.000 muertos.

Cultivos de coca

TUMACO.- Las minas terrestres instaladas para proteger los cultivos de hoja de coca, la materia prima de la cocaína, y las protestas sociales promovidas por grupos armados ilegales dedicados al narcotráfico son los principales obstáculos para erradicar los cocales en Colombia, dijo un oficial de la Policía Nacional.

El país estableció una meta para arrancar este año 130.000 hectáreas de hoja de coca, incluyendo la posibilidad de reanudar las fumigaciones aéreas con el herbicida glifosato, que se sumaría a la erradicación manual a cargo de policías y grupos de civiles contratados por el Gobierno.

“Esta meta se encuentra diariamente resistencias de diversa índole. Una tiene que ver con la protesta social que en ocasiones dificulta el avance de las operaciones, otra con la inclemencia de las zonas del trabajo, las dificultades del terreno y del clima”, dijo el coronel Jesús Enrique Quintero, jefe de la Compañía de la Policía Antinarcóticos. (Reuters)

Comentarios