Crítica de cine: Bad boys para siempre

La misma fórmula, cada vez más gastada.

22 Feb 2020 Por Alejandra Casas Cau
1

Regular | Thriller - PM13 - 124’

ORIGEN: EEUU, 2020. DIRECCIÓN: Adil El Arbi y Bilall Fallah. CON: Will Smith, Martin Lawrence, Vanessa Hudgens, Alexander Ludwig, Charles Melton, Paola Núñez. GUIÓN: Chris Bremner, Peter Craig y Joe Carnahan. FOTOGRAFÍA: Robrecht Heyvaert. MÚSICA: Lorne Balfe.

“Bad boys” fue un gran éxito allá por 1995, gracias a la interesante química demostrada frente a la cámara por Will Smith y Martin Lawrence y a la dirección del entonces debutante Michel Bay. El realizador retomó en 2003 la historia de los agentes y presentó “Bad boys II”, una segunda parte más espectacular pero ya con sabor a cansancio. Hoy, a 25 años del primer capítulo, “Bad boys: para siempre” ve la luz con un Smith de 51 años, un Lawrence de 54 y todos los chistes del guión orientados hacia la vejez de los protagonistas.

¿Es la mejor película de la saga? No. Pasaron los años y los personajes siguen siendo iguales, el asentado y familiero (Lawrence) y el soltero inmaduro (Smith). Los amigos  íntimos y opuestos que ya vimos varias veces, por ejemplo en “Arma mortal”.

A diferencia de las anteriores entregas Bay no está a la cabeza de este filme, reemplazado por los realizadores belgas Adil El Arbi y Bilall Fallah. Desde lo visual son fieles a la franquicia, desde los movimientos de cámara a los tiempos del montaje.

Entre lo positivo figura la estética en las escenas nocturnas, a partir del trabajo de iluminación combinando tonos de luces azules y magenta que le quedan muy bien a los pasajes de acción. Y mientras  las películas anteriores marcaban roles de género tradicionales, aquí hay más personajes femeninos y no están representadas como damiselas en peligro.

Como era de esperarse los narcotraficantes son latinoamericanos -mexicanos- y como líder del cartel aparece Cate del Castillo, haciendo el mismo personaje que en “La reina del sur”.

Comentarios