Delgado y esposado: Marcovich no quiso declarar en Tribunales y fue trasladado a Villa Urquiza

El hombre que fingió su muerte volvió a comparecer ante el juez.

29 Ene 2020

De camisa clara, visiblemente delgado y fuertemente custodiado, Carlos Marcovich, el hombre que fingió su muerte hace 20 años y quemó el cuerpo de un linyera para cobrar un seguro, estuvo esta mañana en Tribunales, pero se negó a declarar ante la Justicia. 

"Marcovich sólo escuchó el trámite judicial que lo deja a disposición de la justicia tucumana; no habría declarado", escribió el periodista José Romero Silva, quien tomó la fotografía del homicida. Luego, el acusado fue trasladado al penal de Villa Urquiza para continuar con la condena de cadena perpetua que le habían dictado en 2004.

El hombre -que estaba prófugo desde 2017- fue atrapado la semana pasada en Salta por efectivos de la Policía de esa provincia. Allí lo detuvieron en una parada de ómnibus de la zona del estadio Martiarena. Había sido denunciado por una persona que lo conocía y que descubrió quién era cuando vio la historia del prófugo publicada en LA GACETA del 29 y el 30 de diciembre.

Marcovich, de 62 años, estaba condenado por el asesinato de un linyera en el año 2000, a quien quemó para fingir su muerte y así cobrar un seguro y pagar una deuda. Pero fue descubierto dos días después, detenido, llevado a juicio y condenado a prisión perpetua. Se fugó en 2004, fue capturado en 2009 en Neuquén. Hace pocos años le dieron arresto domiciliario debido a que -se dijo- padece una enfermedad terminal.

CAPTURA. Carlos Marcovich fue detenido por primera vez en el año 2000.

Se escapó de su casa de Banda del Río Salí en 2017. En ese entonces convivía con una mujer y fue denunciado por presunto abuso sexual contra la nieta de su compañera.

En Salta, el homicida, al parecer, estaba en pareja con una mujer con quien convivía en una casa ubicada en el barrio Norte Grande, al sureste de la capital salteña. También alquilaba una casa en la calle España de la misma ciudad.

Ayer Marcovich volvió a Tucumán, pasó por una revisión medica en la Brigada de Investigaciones, y fue alojado nuevamente en el penal de Villa Urquiza.

Comentarios