"Un poco más delgado", llegó Marcovich a la provincia y ya está en el penal

Lo acompañó un fuerte operativo policial.

28 Ene 2020

No se informó qué cantidad de policías trabajaron en el operativo de seguridad que custodió la llegada de Carlos Marcovich a la provincia, pero fueron los suficientes para evitar que la prensa pudiera tomar alguna imagen de uno de los prófugos más buscados.

Alrededor de las 18.30, personal policial de Salta hizo entrega del homicida en la ruta 9, a la altura de El Cadillal, y luego la fuerza de esta provincia lo trasladó a Junín al 600, donde se encuentra la ex Brigada (actual Dirección General de Investigación Criminal y Delitos Complejos).

Luego de que le realizaran los exámenes protocolares que solicita el penal para recibirlo, Marcovich salió encapuchado, subió a un auto con los vidrios polarizados y lo llevaron a Villa Urquiza. 

Según informó el comisario Jorge Dib, el ahora ex prófugo está "un poco más delgado", pero no presenta grandes cambios en su aspecto físico.

Era su segunda fuga

Marcovich llevaba casi tres años prófugo. Había iniciado una nueva vida en Salta, donde trabajaba en la carnicería de su novia y era conocido como Carlos “Marcona”.

La Policía de esa provincia lo atrapó el jueves cuando bajaba del colectivo y, aparentemente, se dirigía a su lugar de trabajo. Los uniformados respondieron a la denuncia anónima que había realizado la persona que lo reconoció al tomar conocimiento de un informe publicado el 29 y 30 de diciembre por LA GACETA.

La de Salta es la séptima pareja que se le conoce desde que fue acusado y condenado por el crimen de Juan Carlos Carrizo, el linyera al que quemó vivo para simular su propia muerte y cobrar el seguro.

Por ese hecho fue condenado a prisión perpetua, pero se fugó mientras esperaba que la sentencia quedara firme, en 2003. Cuatro años después lo atraparon en Neuquén, donde había conseguido un trabajo gracias a la mujer que enamoró en el sur del país. Volvió al penal y después de un tiempo la Justicia le otorgó el beneficio de arresto domiciliario por padecer una enfermedad terminal. 

El ex empleado público volvió a ser noticia en 2017 cuando su pareja lo denunció por haber abusado de su nieta. Cuando los policías lo fueron a buscar a la casa de Banda del Río Salí, no lo encontró. Desde entonces lo buscaban.

Comentarios