No hubo ómnibus a los Valles y los taxis cobraron $2.000 para ir hasta Amaicha

La ruptura de la ruta 307 detuvo por completo el servicio de colectivos desde y hacia Tafí del Valle. Las alternativas más económicas: esperar o hacer dedo.

23 Ene 2020 Por Irene Benito
1

NO PASARÁS. El derrumbe en un tramo de la ruta 307 anegó el paso hacia y desde los Valles.

Los derrumbes graves provocados por las lluvias “desconectaron” a los Valles tucumanos, que, por este suceso, volvieron a experimentar el aislamiento típico de las décadas pasadas. Si bien ayer hubo turistas preocupados por el abastecimiento de comida y combustible, los comerciantes y autoridades coincidieron en que la zona estaba preparada para “soportar” el evento y en que existían medios para desbloquear la ruta 307 con relativa rapidez. 

El corte verificado este martes perjudicó más a quienes preveían bajar en cualquier clase de transporte, pero también afectó a los que pretendían subir en ómnibus a los otros pueblos de montaña del Norte puesto que el servicio de colectivos desde y hacia Tafí del Valle estuvo paralizado. 

La suspensión tuvo un impacto positivo para los taxis y remises, que cobraron $ 2.000 para llevar a un máximo de cuatro pasajeros hasta Amaicha y el doble para ir a Cafayate (Salta), importes altísimos si se considera que el boleto cuesta $ 170 y $ 450 respectivamente.

Los viajeros se dieron con la noticia de que la subida también estaba bloqueada en la propia Terminal. “Nos dijeron que los choferes se quedaron del otro lado del corte y que, por eso, no salían los ómnibus”, informó con resignación la mochilera oriunda de Trenque Lauquen, Paula Zanesi, quien barajaba permanecer una noche más en el lugar. 

En la ventanilla de la Empresa de Transporte Aconquija, la firma que opera regularmente la ruta, se mezclaron los que necesitaban trasladarse al llano con los que anhelaban salir de Tafí “por arriba”. Todos compartían la misma desazón, pero mientras los primeros sólo podían esperar que la Dirección Provincial de Vialidad habilitara el camino, los segundos disponían de otras dos opciones: contratar un viaje particular mucho más caro o, si se animaban, hacer dedo.

En la Terminal y ante el contratiempo, varios damnificados decidieron compartir la erogación del taxi. Zanesi y su compañero de gira, Facundo Carreño, encontraron otra dupla en las mismas condiciones, y fueron a negociar con los tacheros y remiseros apostados afuera. 

Estos seguían atentos las novedades y colaboraban con quienes trataban de completar el grupo. “Cobramos $ 2.000 porque sólo podemos usar nafta. Si enganchamos un viaje a Amaicha, tal vez volvamos a San Miguel de Tucumán vía Salta”, explicó un chofer, quien negó que los derrumbes fueran una oportunidad para obtener una ganancia extraordinaria. “Es una situación muy pasajera”, manifestó.

Hola, nostalgia

Los viajeros que disponían de más tiempo o que no tenían otro remedio, optaron por pedir la devolución de los pasajes de ómnibus ya pagados y aguardar las noticias. El empleado de la Empresa de Transporte Aconquija confiaba en que el servicio sería restablecido por la tarde o el miércoles a primera hora. 

“En Vialidad calculan que a partir de las 6 am se podrá circular con precaución”, dijo serenamente. Las máquinas trabajaban a pleno para liberar y asegurar las áreas de la ruta 307 donde había habido desprendimientos menores de tierra, árboles y de piedras: los kilómetros 31 y 36. La Dirección Provincial de Vialidad consignó que, además, debía remover material en otros siete puntos ubicados entre el kilómetro 36 y el ingreso al valle de Tafí.

“Estoy varada y ¡me quiero morir!”, comentó con histrionismo la turista María Alderete. Sentada en los bancos próximos a los andenes, la señora se preparaba para pasar el día y, quizá, la noche, en ese mismo lugar. “Vengo de Santa María y voy hacia San Miguel de Tucumán. No cuento con el dinero para pagar un alojamiento porque estaba regresando, ¿comprendés?”, explicó. 

Y achacó los derrumbes a la depredación del ambiente ejecutada por la mano del hombre. “Es la furia de la naturaleza”, meditó compungida. Luego precisó que, si bien todavía le quedaban días de vacaciones, el miércoles debía salir para Buenos Aires. “Estoy pisando clavos”, definió. 

En el otro extremo del asiento, “Mecha” Pérez, de 16 años, miraba la pantalla de su teléfono como si esta pudiese ofrecerle una respuesta. “Tengo una consulta médica muy importante. Me estresa mucho no saber cómo sigue el asunto. ¡Qué mal viaje!”, opinó.

Otro era el humor en la villa. Si bien había más cola que la habitual en los cajeros automáticos y en las estaciones de servicio, en las mesas de los cafés relativizaban el inconveniente y hasta se burlaban de los “exagerados” que habían corrido a hacer reservas. 

Más que nerviosismo e inquietud, la situación despertó la nostalgia, y dio pie a que los mayores recordaran anécdotas de la época en la que los cortes eran una cosa seria, y muy frecuente. Al parecer, tales episodios, lejos de acarrear angustias e incertidumbres, salpimentaban y poblaban de aventuras los veranos de antaño.

Previsiones y servicios
Ruta 307
La actualización del estado de la ruta depende del pronóstico del clima y del progreso de los trabajos realizados para liberar las obstrucciones. Aunque LA GACETA publicará en sus diferentes plataformas las novedades, la Dirección Provincial de Vialidad tiene un servicio telefónico disponible durante las 24 horas: (0381) 4330 404. El número específico de la sede de Tafí del Valle es (03867) 421 030.


Bancos
La reposición de los cajeros automáticos del Banco Macro ubicados en la villa tafinista, en El Mollar y en Amaicha del Valle depende de la ruta 307. Sin embargo, fuentes de la entidad financiera explicaron que habían podido sortear la demanda de dinero en efectivo del martes, y recomendaron el uso de la tarjeta de débito para pagar en las mismas condiciones y precios que de contado. Más allá de los cajeros, es posible hacer extracciones de dinero en las estaciones de servicio YPF, en la tienda Oscar Barbieri y en las agencias de Pago Fácil. Banco Macro tiene previsto habilitar este fin de semana un camión con un cajero móvil en la cafetería La Quebradita.


Combustible
Las tres estaciones de servicio del valle tenían combustible para atender la demanda del día de ayer y preveían que iban a sortear el corte sin inconvenientes puesto que había camiones en la ruta a la espera de que Vialidad habilitara el paso. Fuera de esta zona, la estación más cercana está en Amaicha del Valle y, desde allí, es posible volver a San Miguel de Tucumán por Salta.


Ómnibus
Los cortes de la ruta 307 obligaron a la Empresa de Transporte Aconquija a suspender las salidas desde y hacia Tafí del Valle. Aunque esperaban reanudar el servicio a última hora de ayer o durante la madrugada de hoy, los pasajeros podían obtener la devolución del importe que habían pagado o reprogramar los viajes en las ventanillas de atención al público ubicadas en las terminales. Más información: 0800 444 9275.

Comentarios