Los policías resuelven problemas familiares

Usan la mediación para bajar la violencia Un efectivo logró que una menor volviera a su casa después de que se fugara. El caso se produjo en La Costanera.

18 Ene 2020

Se trató de una experiencia inédita en la fuerza. Por primera vez, la Policía resolvió un conflicto intrafamiliar en el barrio La Costanera a través del programa “Relaciones con la Comunidad” que fue implementado por el ministro de Seguridad Claudio Maley. El plan, que se lanzó a mediados del año pasado, tiene un sólo objetivo: reducir los índices de violencia en la provincia.

“El programa se enfoca en la resolución pacífica de conflictos haciendo uso de herramientas como la mediación. Los policías se transforman en facilitadores de la comunicación, del diálogo y de los acuerdos, con el objetivo de lograr la pacificación social”, explicó Mariela Domenichelli, subsecretaria de Coordinación Institucional Interjurisdiccional del Ministerio de Seguridad. “Se trata de un servicio gratuito en el que el uniformado está capacitado para cumplir su rol como mediador en situaciones de conflictos, principalmente, entre vecinos e intrafamiliares”, explicó.

El cabo Ramón Antonio Díaz se convirtió en el primer mediador de la provincia al intervenir con éxito en un caso de fuga del hogar de una menor en una familia de La Costanera. “A raíz del conflicto planteado por la familia de la adolescente, el policía mediador inició una serie de reuniones con las distintas partes y logró llegar a un acuerdo. El resultado es altamente positivo como primer caso de inserción dentro del ámbito barrial. Además, al llegar a un acuerdo se evita que el conflicto llegue al ámbito de la Justicia”, destacó la funcionaria.

“Se trató de una mediación que se dio de manera espontánea en la comisaría de El Colmenar por un conflicto entre una mamá y una hija que se fue del hogar. Nos reunimos con ellas y le ofrecimos una solución alternativa al conflicto antes de que llegue a la Justicia, y lo aceptaron de buena manera. Para ello se aplicó la técnica de escucha activa y tratamos de que ellas mismas solucionen el problema acercándose mutuamente”, relató el efectivo.

Más detalles

Domenichelli señaló que desde el Ministerio de Seguridad se busca trabajar en la prevención. “Queremos cumplir con dos objetivos: bajar los índices de violencia y reestablecer los lazos de confianza entre los fuerzas policiales y la comunidad”.

“Esto se logra -agregó la subsecretaria- aplicando herramientas como la mediación policial, cuyos resultados positivos ya están probados en países como Canadá, México, Colombia y España. Queremos instalar este nuevo paradigma que va de una seguridad pública a una seguridad ciudadana, con una mayor participación de los vecinos”, comentó.

CAPACITÁNDOSE. Los efectivos se preparan para la nueva tarea.

Sin embargo, la funcionaria destacó que, para lograr un avance, es necesario que haya ciertas condiciones. “No sólo el Estado y la Policía se tienen que hacer cargo, sino también la ciudadanía como eje fundamental de un cambio social”, sostuvo la funcionaria que llegó al área de Seguridad por su trabajo por la paz y activa participación en la red de mujeres emprendedoras nucleadas en EME (Empoderamiento Económico de Mujeres).

Domenichelli también aclaró que no en todos los casos puede usarse la herramienta de la mediación. “Al ser una fuerza auxiliar de la Justicia, la Policía aplica criterios. Cuando se altera el orden público se aplica la Ley, porque ya no se puede mediar”, sentenció.

Opiniones

Los vecinos de La Costanera se mostraron complacidos con el lanzamiento de este plan.

“Siempre es importante que haya policías en el barrio. Es la única manera que bajen los delitos que se producen. Espero que esto no sea para la foto nomás”, se esperanzó Luciana de Medina.

Juan Carlos Pedraza, también habitante del barrio, agregó: “los niveles de intolerancia que hay en La Costanera son muy altos. Vivimos tan mal que nadie se banca nada. Entonces es importante que la Policía llegue y enfríe las cosas”.

“Veremos qué pasa. Espero que de resultados, pero creo que será más efectivo que los policías se lleven a los transas, que son los que generan problemas en el barrio”, comentó Estela de Figueroa.

Detalles

- El servicio es gratuito.

- Se lo utiliza en caso de conflictos intravecinales e intrafamiliares.

- El objetivo es atender estas situaciones para evitar que se judicialicen.

- Los efectivos están siendo capacitados para realizar esta tarea.

- Cada comisaría tendrá un mediador.

RECORRIDO. El ministro Maley conversa con referentes vecinales.

Preparación
Los policías cumplen con un plan de capacitación que dura nueve meses

El cabo Ramón Díaz (37 años), que cumple sus funciones en la comisaría de El Colmenar, recibió el diploma de Policía Mediador el 20 de diciembre pasado, junto a un grupo de otros 20 efectivos que iniciaron un ciclo de capacitación de nueve meses y completaron una primera etapa de cuatro meses. Los uniformados fueron formados como policías mediadores en la Escuela Primaria La Costanera Norte, donde recibieron instrucción en temas de mediación, coaching, inteligencia emocional y trabajo en equipo. “La herramienta de la mediación nos permite fortalecer el vínculo entre el policía y el ciudadano común. Nuestra primera experiencia demuestra que el efectivo no sólo es necesario para intervenir un delito, sino que también puede actuar cuando hay problemas entre vecinos y familias. Uno puede llegar a través de la comunicación y el diálogo”, resaltó Díaz.

Nueva función
“A nivel mundial se busca que los efectivos sean mediadores”, explicó Domenichelli

Mariela Domenichelli está convencida de que hay un cambio de paradigma en la formación del policía. “Las fuerzas de seguridad, a nivel mundial, están en un proceso de transformación. Ahora se los forma para que se conviertan en mediadores”, explicó.
“Son los que bregan por la paz social en los barrios y en las ciudades, a través de herramientas como la comunicación efectiva, empatía y el saber preguntar y escuchar. No todos pueden cumplir con este papel, pero su tarea sirve también para aquellos uniformados que están en las esquinas tomen contacto con el vecino”, resaltó.
La funcionaria del área de Seguridad comentó que a nivel nacional la provincia de Jujuy es pionera en el trabajo de mediación policial. De hecho, desde 2010 funciona en esa provincia la Unidad de Mediación Policial.

Planes
El programa ya se aplica en barrios de Villa 9 de Julio, “La Bombilla” y “El Sifón”

“El programa se comenzó a implementar en La Costanera y ahora continuamos en Villa 9 de Julio, La Bombilla y El Sifón, donde esta semana iniciamos recorridos con el subsecretario de Seguridad, José Ardiles, y el equipo de policías que ya fue formado en la mediación. Se busca que en cada comisaría haya alguien capacitado para la mediación”, señaló la subsecretaria Mariela Dominichelli.
También explicó que se avanzará en la promoción del nuevo rol del policía mediador. “Para ello vamos a trabajar con los jóvenes del barrio a través de un proyecto llamado ‘Guardianes de la Paz’. La idea es invitar a participar a través de la capacitación y promoción a chicos que a veces no saben qué hacer o están en ámbitos complejos, para que se acerquen al vecino contándoles de qué se trata de esta herramienta que es gratuita para todos los vecinos”, concluyó la funcionaria.

Comentarios