Cartas de lectores

08 Ene 2020
1

Los dichos de Susana Giménez

Como tucumano y habitante del norte argentino, me siento profundamente agraviado por los dichos de Susana Giménez. Evidentemente desconoce el duro trabajo del peón del surco de la caña de azúcar, de los cosecheros del citrus; en contrapartida, vale la pena recordar su pasado: alguien que representa el estereotipo de mujer objeto, a quien la publicidad de un jabón y su affaire con el femicida Carlos Monzón la catapultaron a una fama inmerecida y a quien la suerte premió con un programa, sin contenido cultural y basado en sorteos y premios, pero que le permitió construir un imperio económico. Es evidente que sus dichos obedecen a un notable resentimiento debido a que su amigo empresario y ex presidente (Mauricio Macri) perdió las elecciones. Recordemos también que ella lo invitó a su programa cuando éste asumió y le dijo claramente “la gente necesita como un ajuste, un tirón” (así lo confirman los registros televisivos). Susana Giménez invierte con total impunidad la realidad; la gente no le quita nada a su patrimonio, es precisamente gracias a que la gente ve su programa que este se incrementa. Siempre se llevó bien con gobiernos neoliberales: en los 90, mientras Menem presidía la Nación, construyó su imperio económico y logró “zafar” de la causa por contrabando de autos allá por 1991, y hoy, aferrada a lo aprendido en la escuela respecto de que Argentina es el granero del mundo, pero con un 40% de argentinos con hambre, está fijando su posición. Tal vez, al igual que los dinosaurios que la “diva” cree vivos, termine por desaparecer de la televisión, ya que su programa es insulso y aburrido, carente del brillo y del éxito que otrora supo entretener a aquellas personas que hoy manda a criar gallinas.

Mario Alberto Villafañe

Avenida Silvano Bores 100, San Miguel de Tucumán

[email protected]

Ilusiones robadas

Estamos en un compás de espera y calma que asusta; como anestesiados. Con unos pesos nos calmamos. Zafamos, pero ¿y lo que vendrá? Siempre sucedió lo mismo, y todo termina en un mayor descalabro. Cuando el seudoperonista Menem estaba al mando, buscando nuestra felicidad nos dejó un desastre total. Hoy, amparado por fueros y edad, no se le juzga. Pero tenemos la misma pregunta para todos los que estuvieron en la presidencia. ¿De dónde ellos, parientes y familiares obtuvieron lo que tienen hoy? ¿Habrán sido “exitosos” profesionales? Evidentemente, sí. Ese tuvo la “visión” de construir un aeropuerto de donde mandaba aceitunas directamente al mundo. Otro y otra, la de tener un hotel que ocupaban las tripulaciones de las aerolíneas que allí hacían escala. Fue creado un multimillonario negocio inmobiliario con terrenos fiscales comprados a “chirolas” y vendidos a millones. ¿Dónde están los millones de dólares que contaban? Nos preguntamos miles de veces, ¿la AFIP no vio nada? Pero lo triste no son los millones que nos robaron, son los tiempos que se fueron y no tienen retorno. Nos robaron ilusiones, esperanzas y años de vida. Por leyes de la vida, ellos también se irán sin nada. Un ataúd de madera fina, pero desnudos y sin bolsillos.

Juan R Curbelo

[email protected]

Jubilados I

Es increíble que suceda esto. Estamos en el siglo XXI, cuando la información es casi instantánea. Hemos ingresado por la puerta grande a la élite de los países más corruptos. ¿Son los países o son los gobernantes? Una larguísima lista de hechos nos han “marcado” como no confiables. Mientras los que aportaron siguen cobrando por debajo de la línea de pobreza, entre las asignaciones por hijo, las amas de casa, la condonación de deuda y permitir a 330.000 que estuvieron en “negro’, moratorias y otros “beneficios” los dineros se han “volatilizado”. El daño y los perjuicios que estuvieron haciéndoles a los jubilados, fueron y son tremendos. A la edad en la que no se puede hacer valer los derechos, nos han torcido y pretenden quebrarnos. Pero ante esta “tormenta” de fraudes, “nos doblamos, pero no nos quebramos”. Las hormigas se sacrifican por el hormiguero. Estas generaciones lo estamos haciendo en defensa de los que vendrán. Nos están matando en aras de quedar bien. Los dineros los roban para su propio beneficio, pero también se irán y nada se llevarán. Pasarán a la historia como ladrones y ese estigma se les “colgará” a sus hijos y nietos. ¿Así quieren a sus familias?

Sabrina Emilia Campbell 
Venado Tuerto (Santa Fe)
[email protected]

Jubilados II

Hace más de 70 años que la Argentina gime. Gobiernos mediocres y hechos consecuentes nos llevaron a vivir caos y fracasos, y afrontamos problemas causados por supinas incapacidades. Un caso patético en todos los órdenes: el hombre de la “pobreza 0”, una verdadera estafa para nuestro país, hoy pasea su inconsciencia por el mundo; estimo que no pocos juicios debe afrontar. Mientras, el Presidente ensaya todo tipo de variables. Lo imperdonable es que derogó los aumentos trimestrales que Macri había implementado. Señor Fernández, no: antes debió implementar un método igual o mejor; fue una puñalada por la espalda. Usted debe aliviarnos el dolor, las angustias, las ansiedades, las muertes irresponsables; debe definir con urgencia cual será el aumento para los jubilados que tantas veces mencionó en su campaña. Es su obligación hacerse cargo. Sabemos de las presiones del FMI, pero no nos someta a presiones groseras. El aumento de $ 400 para los próximos dos meses es una farsa, frente al 60 % incremento de precios sufridos el último año. Sabemos que está abocado a bajar los gastos integrales de nuestro país, pero en ese sano afán no meta la mano en los bolsillos de los que veníamos afrontando situaciones de pobreza incalificabe.

Héctor Leonardo Bravo

[email protected]

¿Una nueva OTAN?

La OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) puede encontrar una nueva razón de ser, a la que se suma el desafío que implica la expansión del terrorismo yihadista en los países del Sahel (NdelaR: se trata de Senegal, Mauritania, Malí, Burkina Faso, Argelia, Níger, Nigeria, Chad, Camerún, Sudán y Eritrea). Durante el mes pasado, la capital de Malí ha sido escenario de masivas manifestaciones contra Macron, justo cuando en París recibían sepultura 13 militares franceses que habían muerto en el choque entre dos helicópteros. Se acusa a Francia de ineficacia en la lucha contra el yihadismo a pesar de los soldados franceses muertos y de los miles de millones de euros que cuesta su misión protectora. Pero, de momento, la OTAN no ve necesario implicarse en la guerra contra el yihadismo en África, donde, por cierto, no deja de crecer la influencia de China y de Rusia.

Jesús Mez

[email protected]

Problemas con la SAT

Ya no lo toleramos más. No dieron resultado los reclamos telefónicos; tampoco la resolución del defensor del Pueblo (que presenté personalmente ante la SAT): en mi casa, ubicada en el pasaje 1 de Noviembre 1.367 no tenemos agua, a pesar de tener la factura (la fotocopia también la presenté en la empresa). Esta situación atenta contra mi salud (debo agregar además que soy discapacitado) y contra la de toda mi familia, pero no somos un caso aislado: todos, en la barriada de Villa Urquiza, tenemos el mismo problema, y también otros colaterales, como el constante brote de aguas cloacales. Por eso he decidido denunciar a la empresa y a sus directivos – a estos, por incumplimiento de los deberes de funcionario público- . ¿Acaso piensan que son dueños de envenenar a una población entera, de quitarle el derecho a higienizarse? Exijo una inmediata solución; aquí están en juego salud y la vida toda de los ciudadanos.

Clodomiro Francisco Toledo

[email protected]

La dictadura chavista

Cuando en enero de 2018 el policía venezolano Óscar Pérez falleció asesinado en la parroquia de El Junquito, hubo un momento en el que la dictadura chavista pareció estar a las puertas del fin. Al día de hoy, pese a la claridad y la evidencia de las pruebas que atestiguan su brutalidad, el régimen de Maduro parece indestructible. Venezuela se parece cada vez más a Cuba. Se ha convertido en un factor de desestabilización de la zona y usa este poder para consolidarse. Mientras tanto, el pueblo se ve condenado a la pobreza, la opresión y la falta de libertad. El crimen se ha apoderado de Venezuela y sólo el trabajo coordinado de los organismos internacionales podrá seguir forzando la consecución de resultados a medio plazo.

José Morales Martín

[email protected]

Fe de erratas.

Por una equivocación se consignó en el editorial de ayer un error en el título. Se publicó “Una miniserie que echa luz cobre el caso Nisman” y debería haber dicho “Una miniserie que echa luz sobre...”. Les pedimos disculpas a nuestros lectores.

Comentarios