“Decidimos no hacer ningún tipo de corte para velar por la seguridad”

El encargado de una estación de servicio dijo que el problema “se da todos los años”.

28 Dic 2019
1

A media mañana, una orden se transmitió a distintas dependencias policiales: la estación de servicio ubicada en la esquina de Italia y República del Líbano había aceptado cargar combustible a varios móviles de la fuerza. “La decisión de nuestra empresa es para apoyar a la comunidad. No quisimos hacer ningún corte para velar por la seguridad de nuestra sociedad”, aseguró Jorge Osvlado Martínez, encargado de la expendedora de combustible.

Martínez se mostró sorprendido por esta determinación que tomaron los otros proveedores de la fuerza. “Del problema del atraso de pago nos enteramos por el diario. Es un tema que se da todos los años y que generó que algunos colegas no quieran vender combustible”, señaló.

Por su experiencia los problemas de pago son normales para estas fechas. “Pasa lo mismo todos los años y es debido a que la Provincia tiene que cumplir con los aguinaldos, y con otros compromisos programados”, señaló en una entrevista con LA GACETA.

“En ese sentido, entiendo que debemos apoyar un poco y no dejar a la Policía sin combustible porque dejamos a los ciudadanos sin protección”, remarcó el personal.

A su vez, avisó que su establecimiento está a disposición de los servidores públicos. “No pusimos ninguna restricción, tengo combustible para apoyar a la fuerza, así que entre todos llevemos tranquilidad, y que la Policía se acerque porque le vamos a cargar con normalidad”, señaló.

“La mayoría de las estaciones de servicio se adhirieron a esta protesta, las únicas que nos están dando una mano son esta y la de Tafí del Valle”, contó una agente de la fuerza, mientras esperaba novedades de la reunión que se llevaba a cabo entre el Gobierno y los proveedores de naftas y gasoil.

“Como estación de servicio de bandera, tomamos la decisión de apoyar a la Policía. Basados en la idea de no dar inseguridad, vinieron más móviles de lo normal a pedirnos ayuda y se lo estamos dando”, finalizó Martínez.

Pedido de informes

La medida de los propietarios de estaciones de servicio también repercutió ayer en el edificio de la Legislatura.

Los legisladores Walter Berarducci y Raúl Albarracín solicitaron mediante una nota al presidente de la Comisión de Seguridad y Justicia, Gerónimo Vargas Aignasse, que solicitara al ministro de Seguridad provincial, Claudio Maley, un informe por lo ocurrido ayer.

Los parlamentarios pretende saber el listado de proveedores de combustibles de la Policía; las causas de la falta de pago a los expendedores; los montos y las fechas de la deuda por los servicios; y la cantidad de vehículos afectados al patrullaje y que se encuentran en estado operativo.

También solicitaron que se informara el porcentaje de ejecución de las partidas presupuestarias destinadas al Ministerio y las medidas dispuestas para solucionar el problema con los proveedores, de acuerdo a una presentación escrita.

Comentarios