Por una deuda, durante 12 horas la Policía no pudo cargar combustible a sus móviles

Los empresarios reclamaron por una mora de tres meses en el servicio. Los ministerios de Economía y de Seguridad citaron a los prestadores y acordaron una forma de pago.

28 Dic 2019 Por Luis Duarte

No se trató de un homicidio o de un enfrentamiento a tiros. El acontecimiento que movilizó ayer al Ministerio de Seguridad fue una medida que tomaron algunas expendedoras de combustibles, que paralizó el suministro a los móviles policiales y limitó los recorridos preventivos por las calles. En varias estaciones de servicio de la provincia se suspendieron durante casi 12 horas la carga de gasoil y naftas, debido a una demora del pago por parte del Gobierno, de acuerdo a un convenio de prestación. Esa situación llevó al Ministerio de Economía y a la Secretaría de Seguridad a convocar a los empresarios para retomar el acuerdo económico, lo que permitió destrabar el conflicto de manera rápida.

El encuentro se realizó en momentos en que no se usaba el aire acondicionado en los vehículos oficiales; se efectuaban sólo traslados de personal en casos significativos; o se reducía el desplazamiento de presos a dependencias judiciales, de acuerdo a las informaciones iniciales. Todas esas disposiciones se cumplían para racionalizar el uso del combustible.

REPRESENTANTE. Luis Ibáñez, secretario de Seguridad. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI (ARCHIVO)

En Casa de Gobierno, el secretario de Seguridad, Luis Ibáñez, se reunió con funcionarios de la cartera económica, entre ellos Fernando Solórzano, secretario de Hacienda, para convenir con los prestadores un esquema de desembolso y así cubrir la deuda de tres meses por las ventas producidas en septiembre, octubre y noviembre.

“Las demoras en los pagos son un tema meramente administrativo que están en vías de solución. No hay ningún problema ni falta de pago”, aclaró el ministro de Economía, Eduardo Garvich. El funcionario, además, señaló que las órdenes para que se abonen a los proveedores estaban en la Tesorería de la Provincia.

RECURSOS ESTATALES. Eduardo Garvich, ministro de Economía. la gaceta / foto de DIEGO ARAOZ (archivo)

Desde el sector empresario ratificaron luego que la mora era de entres dos meses y medio a tres. Advirtieron que ese monto se podía acrecentar en los próximos meses debido a la baja actividad (casi nula) de la administración pública en los meses de enero y febrero. Terminarían cobrando, según las previsiones de los privados, en marzo con los valores facturados de los meses adeudados.

En sentido contrario, los empresarios consultados describieron que el abastecimiento de combustibles normalmente se incrementa en el período de verano porque se intensificaron los operativos de la Policía.

El arreglo

Por la mañana, los representantes del Ejecutivo elevaron una propuesta de pago ante los dueños de las estaciones de servicio para intentar normalizar la provisión de combustibles. De acuerdo a fuentes gubernamentales, las partes convinieron un primer pago por ayer de $ 3 millones para cada prestador. Una segunda cuota se haría efectiva el lunes, aunque no trascendió el monto. Se trataría, sin embargo, de un saldo parcial y no sobre el total de la deuda de cada empresa, según las condiciones de los servicios.

Luego de las gestiones y el diálogo con los proveedores, el secretario de Seguridad, confirmó la restitución de la entrega de combustibles a los automotores. La estación de servicio ubicada en Italia y República del Líbano aceptó abastecer a los móviles para paliar la situación. (Ver nota aparte)

“La provisión a todas las unidades policiales es absolutamente normal, luego de un trámite que se realizó esta mañana con las áreas del PE. Primero tuvimos una reunión con el Secretario de Hacienda y luego con los proveedores, que han aceptado la forma de pago que se les va a concretar en las próximas horas”, remarcó Ibáñez.

El secretario de Seguridad, en línea con las declaraciones de Garvich, hizo hincapié en que hubo un retraso en el desembolso a los proveedores por razones “meramente administrativas”, pero que esta situación no había afectado la tarea operativa de la fuerza policial.

“En todos los casos, se pudo cumplir con la tarea preventiva de la Policía y con las medidas requeridas y ordenadas por la Justicia provincial. Es decir, se han llevado adelante las medidas como el traslado de detenidos y el movimiento de las unidades móviles en toda la provincia”, insistió.

Según se supo, las municipalidades del Gran San Miguel, entre ellas, Banda del Río Salí y Yerba Buena, durante la jornada costearon los gastos por los combustibles para evitar la paralización de los recorridos de prevención de los vehículos oficiales en esas jurisdicciones.

“La fuerza sigue realizando sus actividades con normalidad. Tenemos estaciones de servicios que aún están proveyendo combustible a la fuerza. La Policía está trabajando y los vehículos no están parados. Las unidades tienen combustible suficiente para operar sin limitación”, dijo el ministro de Seguridad, Claudio Maley. “El consumo por mes varía. Somos conscientes que a fin de año los plazos nos acucian en cuanto al cierre de cuentas, pero estimamos que vamos a poder tener una solución en breve de esta situación”, finalizó.

Comentarios